Blue balls, pelotas moradas, dolor de güevas o cojonera son los términos vulgares usados para referirse a la próstata congestionada o vaso congestión, situación temporal de congestión de fluido en los testículos y zona de la próstata causada por una excitación sexual prolongada en el hombre.

Le puede interesar: Las 5 posiciones sexuales favoritas de las mujeres

Esta suele estar acompañada de un dolor tipo retorcijón por la congestión prostática y de dolor/hipersensibilidad o edema en los testículos.

Es la pesadilla de los hombres que se encuentran con una “calienta güevos”, aquella mujer que disfruta de concretar grandes y fuertes erecciones en los hombres que le atraen, sin permitirles la penetración o sin masturbarlos.

El “dolor de güevas” es traumático para el hombre que lo experimenta. Además, el experimentarlo puede generar a largo plazo complicaciones en ellos, estas las explicaremos a continuación:

Aunque la forma más fácil de aliviar el dolor de güevas es la eyaculación, que se consigue fácilmente por la masturbación, con o sin esta los síntomas suelen durar alrededor de una hora (a partir del orgasmo o del fin de la excitación), pero pueden persistir mucho más, hasta 12 horas o más en hombres mayores de 40 años.

Le puede interesar: Cosas que debería atreverse a probar en el sexo

Tras experimentar de forma seguida este tipo de dolor, en los hombres podrían derivarse problemas sexuales como el priapismo, una enfermedad que causa intenso dolor, en esta el pene erecto no retorna a su estado flácido por un tiempo prolongado (más de tres o cuatro horas de duración).

Para algunos hombres, la masturbación no es una opción (creencias religiosas, cultura, legalidad, poca intimidad), por lo que el dolor primario no desaparece y experimentan un dolor extremo, el escroto se les hincha y manifiestan moretones, perciben un dolor punzante en el escroto o en los testículos. En ocasiones con náuseas y vómitos, algunos reportan fiebre, y de ser así, él deberá consultar a un médico de inmediato, pues estos son síntomas de una lesión mucho más grave que necesita atención con la mayor brevedad posible.

Le puede interesar: Siente que su erección ya no es lo mismo de antes

Para el hombre la experiencia puede llegar a ser tan traumática que terminan por desarrollar una drástica fobia al sexo, el temor persistente e irracional asociado al deseo compulsivo de evitar las sensaciones o experiencias sexuales.

En ocasiones los hombres expuestos varias veces a estos episodios suelen desarrollar cuadros de eyaculación precoz, pues temen que su pareja se arrepienta de fomentar el acto sexual y eyaculan rápido para no experimentar el dolor.

De manera que un simple juego por parte de las mujeres puede desencadenar muchas consecuencias, el sexo no es un juego, “la personalidad sexual” (un término que acuñe hace algún tiempo para definir la conducta diferencial de cada persona ante situaciones netamente sexuales) está definida con cada una de las experiencias, pensamientos y situaciones sexuales que cada persona ha afrontado, por lo que es objetivo no permitir que un mal actuar desencadene un montón de fobias, miedos, inseguridades, insatisfacciones, rencores en diferentes personas.  

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.