El sexo propone un sinnúmero de prácticas y casi que nos permite experimentar cualquier cosa. No conocer el cuerpo es una desventaja para los amantes del placer. Pero primero hay que desprenderse de cualquier estereotipo, tabú y, en ocasiones, una que otra tara religiosa.

Lea también: ¿Hombres, deberían dejarse meter el dedo?

Conocí del masaje prostático después de hablar con una trabajadora sexual. Dijo que al incluirlo en su paquete de servicios sexuales conseguía el dinero, por el que trabajaba a diario, mucho más rápido.

En mi afán por investigar sobre el tema, la única información que encontré en internet fue una breve descripción: “El masaje prostático es la estimulación de la glándula prostática masculina con propósitos médicos o sexuales, que además, contribuye en la descarga de fluidos sin necesidad de experimentar orgasmos”. Recuerde que parte del fluido seminal es una secreción de la próstata.

No podía fracasar en mi búsqueda, necesitaba de alguien con experiencia. Así que busqué a la misma trabajadora sexual que me contó sobre la práctica y le pagué el servicio a mí novio. Así que si le interesa tener probar una nueva manera de placer, cuéntele a su pareja esto que aprendí:

La estimulación prostática es solo una parte de esta práctica. Se deben estirar y masajear todos los músculos del cuerpo del hombre para lograr una relajación completa y que la estimulación prostática sea placentera. Pídale a su pareja un buen masaje en todo el cuerpo para iniciar.

Estimular la próstata es una práctica muy delicada y necesita experiencia. Antes de hacerlo es recomendable tener las uñas cortas, lavarse las manos, usar guantes para mayor higiene y ayudarse con lubricantes (recomiendo los siliconados) o aceites.

La estimulación prostática inicia con la relajación del esfínter (el ano) del hombre. Para esto es necesario un masaje en esta zona del cuerpo con los dedos lubricados o proporcionar un buen beso negro. 

Para conseguir la estimulación de la próstata no es necesario introducir un dedo por completo. Basta con meter algunos centímetros. Intente masajear los laterales de los lóbulos de la próstata. Pero tenga cuidado no presione con fuerza sobre los nervios del centro prostático, no es placentero y puede a tornarse doloroso.

Para lograr la eyaculación primero se debe verificar que la próstata efectivamente esté llena y así mantener la estimulación anterior por algún tiempo.

Puede usar un masajeador prostático. Es similar a un dedo y tiene usualmente una curva suave que proporciona estimulación precisa a la próstata. Debe usarse con lubricante o aceite y debe estimularse el ano previamente a la penetración.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.