También conocida como española, francesa, turca y collar de perlas, el nombre de paja rusa no tiene un origen etimológico o cultural claro. Algunos lo atribuyen a que era una práctica prohibida y debían nombrarla en clave y otros simplemente bautizan el acto con una nacionalidad foránea para enfatizar su naturaleza exótica de poner el pene entre las tetas. En cualquier caso, propongo que su significado sea asociado a la práctica escueta: la paja rusa equivale a una paja premium.

Hay que considerar ciertos aspectos en la anatomía de los involucrados. Para empezar —después de consultarlo con varias mujeres—, existen tres tipos de pene. Los que se caracterizan por ser lánguidos, con testículos flácidos y tristemente flacos. Existen los que Dios se tomó el tiempo de crear porque tienen el largo y el ancho perfectos y por lo general vienen ensamblados a un culo glorioso. Y están los estándar, que son una categoría menor que los hechos en el Paraíso. 

En nuestro caso, tenemos que ser mínimo talla 34 para que se optimice la masturbación. En este espacio solo tiene cabida una verga estándar, porque no se resbala como la pequeña ni se sale como la grande (y bueno… Todo depende de la imaginación). Para una mujer tanta parafernalia no es erótica y el acto en sí mismo resulta incómodo. Ustedes son los únicos que satisfacen su fetiche, mientras que nosotras lo hacemos porque a ustedes les gusta.. He oído de amantes lesbianas que la rusa entre dos mujeres es mucho mejor. Una se sienta encima del pezón de la otra y logran un ritmo único que no necesita presión (se trata de un roce suave). 

Las mujeres somos más sensibles. Nuestra circulación es más fluida y por eso cuando nos saben excitar nos podemos venir sin que nos penetren. Esto no sucede con la rusa. Si usted es generoso y a la vez utiliza sus manos mientras ella lo complace, entonces todos salen ganando. Aun cuando de esta práctica no resulte un orgasmo, vamos a quedar satisfechas. Ese poder tántrico de venirnos sin ser penetradas o de ser multiorgásmicas es algo en lo que se debe invertir el tiempo. Al final, ¿los complacemos o nos complacemos?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.