En la actualidad aún no se ha logrado identificar a la próstata como el punto G del hombre. Pero se le ha reconocido como el órgano principal involucrado en la producción de orgasmos. Es maravillosa.

Lea también: ¿Hombres, deberían dejarse meter el dedo?

Por ejemplo, la próstata es capaz de enviar señales a la corteza cerebral para activar los procesos de eyaculación. Eso sí siempre debe haber algún tipo de estimulación directa o indirecta.

En el pasado se decía que la única forma de estimular la próstata era en el ano. Y muchos hombres se abstenían de este placer por considerarla una práctica homosexual. Creían que iban a dejar de ser machos.

Lea también: Las partes más efectivas para besar a una mujer

Algunos sexólogos importantes como Sherfrey, Kaplan, Barbach, Masters, Addiego, Jannini han dedicado horas a investigar diferentes formas de lograr la estimulación de la próstata pero sin tocar el ano. Y tuvieron éxito.

Estas son las formas que encontraron:

Durante una relación sexual

A diferencia de las mujeres, quienes para estimular el punto G, necesitan la penetración normal; los hombres necesitan penetrar de forma fuerte y completa a la mujer para estimular su próstata.

Esta estimulación se produce al chochar el monte de venus de la mujer contra la pared pelviana del hombre. Provoca una presión intensa y repetitiva al interior de la pelvis del hombre.

Lea también: Manual del buen polvo

Los expertos han analizado diferentes posiciones sexuales que facilitan la estimulación por choque. Han determinado que donde la mujer da su espalda al hombre o durante la penetración anal es posible activar la próstata porque el choque de los glúteos en la pared pelviana masculina provoca mucha excitación.

Varias personas aseguran que dependiendo de la conexión y el deseo sexual que se experimente con la pareja son capaces de evocar orgasmos más intensos y con mayor producción de semen (esto prolonga el orgasmo en algunos hombres).

Durante la masturbación

Esta estimulación se realiza mediante caricias con la punta de los dedos o la punta de la lengua, en la zona perineal del hombre (entre los testículos y el ano).

Las reacciones de cosquilleo generan mayor excitación y envían señales a la próstata para la producción rápida y en grandes cantidades de semen. Lo que se traduce en un orgasmo más intenso y placentero para el hombre.

Lea también: Preguntas que todo hombre se ha hecho del viagra

Sin embargo, esta forma de estimulación tiene varios contras. En algunos hombres la estimulación no puede tardar mucho tiempo, pues la sensación se convierte en un hábito y termina por provocar bajar la erección.

Además no puede hacerse durante todas las relaciones sexuales o en la masturbación porque será evidente al poco tiempo la resistencia a la sensación.

Y por último, no puede realizarse en hombres que presentan una resistencia natural al cosquilleo, pues así no logrará excitarse sino que le dará un ataque de risa.

Derecho de autor: bialasiewicz / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.