Si a su pareja no le gusta el sexo oral puede ser porque tuvo una mala experiencia o no tolera ciertos olores. SoHo habló con el sexólogo Óscar Díaz Sotelo sobre hábitos para cambiar el sabor del semen y el flujo vaginal, los riesgos de practicar sexo oral sin protección y lo que puede causar la mala higiene en su salud. (¿Qué hacer cuando su novia no le quiere hacer sexo oral?)

Sexo Oral

El sexo oral es una práctica normal pero no deja de ser tabú para muchas personas. No para todos es atractivo llevarse a la boca los genitales porque, para nadie es un secreto, que tienen contacto con otro tipo de fluidos como la orina o las heces fecales. Pero realmente en la actualidad son más las personas que lo practican y disfrutan que quienes no.

La resistencia de algunas personas a practicar sexo oral tiene que ver con malas experiencias. Quizá fue lastimado, mordido o le hicieron una práctica causando dolor o incomodidad.

El sexo oral es muy variado y es falso que solo se limita al hecho de llevar a la boca el genital de su pareja.

A la hora de practicar sexo oral es muy importante controlar las ganas. Los dientes pueden hacer mucho daño y si usted no mide la fuerza puede haber algún tipo de lesión.

El sexólogo recomienda hacer sexo oral con protección porque puede adquirir cualquier infección de trasmisión sexual o incluso VIH. Para eso use un detal dam o corte un condón para formar una especie de tela de látex. 

Higiene

El sexólogo recomienda no exagerar con el cuidado personal porque eso puede traer otros problemas.

Hay personas que tienen asco con el tema de los fluidos corporales. Incluso con los propios y las prácticas de aseo suelen ser bastante minuciosas.

Lo recomendable es utilizar un jabón neutro o médicado en las zonas genitales para evitar que haya una presencia importante de bacterias. Aunque es importante tener en cuenta que siempre hay bacterias en la vagina y el pipí. Los genitales tienen una flora bacteriana que es benigna y ayuda a equilibrar algunos aspectos que tienen que ver con el ph de los genitales.

Hacer un aseo minucioso puede causar una respuesta negativa y traer irritaciones, infecciones secundarias y alergias. Pero si hablamos de la confianza y el disfrute en el sexo oral la regla de oro es ser limpio sobre todo con los órganos genitales. (Las mejores posiciones para que una mujer disfrute del sexo oral)

El pipí es una zona que permanece cubierta, caliente y húmeda. Es normal que guarde fluidos y se acumulen en el glande, pero es desagradable cuando tome un color blanco alrededor de la cabeza del pene. Porque no solo se está bañando mal, sino también se está exponiendo a bacterias y hongos.

En las mujeres la acumulación de fluidos causa mayor riesgo de infecciones. Es importante tener en cuenta que no solo el ph cambia cuando no hay buena higiene, sino también los olores por presencia de hongos y bacterias.

Cuando el pene o la vagina tiene algún tipo de piquiña o enrojecimiento, lo mejor es visitar al médico para evitar cualquier tipo de infección.

La confianza en el sexo oral es muy relativa. Usted es el único que puede decidir si hacerlo en la primera cita o esperar un poco más. La posibilidad que se practique aumenta con el consumo de alcohol y otras sustancias.

Olor

Para muchos el olor y el sabor de los fluidos resulta bastante atractivo e incluso excitante. Pero también hay que considerar que para unas personas el sexo oral está asociado con asco y poca higiene. Por eso, el olor de los genitales les quita las ganas de practicarlo.

El olor del fluido vaginal en las mujeres se asocia con el "pescado". Eso hace pensar que tiene mala higiene o indica infección y no es así.

El olor y el sabor de los fluidos vaginales cambia según el ciclo menstrual, alrededor de los días de la menstruación, el olor puede cambiar a hierro, algo más fuerte. Además cuando la mujer está ovulando, el líquido es más abundante y viscoso, con un color y sabor más neutro.

El olor del semen está asociado con el cloro pero hay algunas personas que tienen olores neutros, jabonosos y ninguno de los dos es negativo. (5 mitos del sexo oral relacionados con las enfermedades de transmisión sexual)

Hay mucha información disponible en Internet sobre si se puede o no cambiar el olor del semen y el flujo vaginal. Aunque no está comprobado, muchos pacientes cambiaron sus hábitos y les funciono. Consumir frutas, verduras, agua, alimentos que contenga azúcares y hacer ejercicio pueden cambiar el sabor del semen o el flujo vaginal.

En los hombres el sabor del semen es más amargo cuando su alimentación está basada en carnes rojas, colesterol, cafeína, tabaco o mucho alcohol. Pero el sabor puede ser más dulce cuando la dieta es saludable.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.