La cosa es muy sencilla: solo necesita una cerveza y una mujer que deje derramarla entre sus tetas para que pueda beber directamente de ellas. Este reto, no apto para mojigatos, se llama Boobluge y es el nuevo jueguito de verano que empieza a expandirse entre las playas del mundo por las vacaciones de mitad de año.

Por supuesto, no se trata de algo que tenga mayor ciencia y, aunque ya muchos medios critican la estupidez del experimento -¿qué reto de redes no lo es?-, no podemos negarle que muchos ya se divierten viéndolo o haciéndolo y le aseguramos que hasta el momento no ha se han reportado víctimas de ningún tipo por hacerlo.

Por si no lo conocía acá le dejamos un video que ya va para los dos millones de vistas por razones obvias. Si se anima a hacerlo y retar a sus amigos ya es cuestión suya. Pero seguro no encontrará una mejor manera de echar a perder una cerveza.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.