Hace poco al tan afamado artista mexicano Luis Miguel le salió un cuento hasta chistoso: una actriz lo acusaba de haberla dañado después de invitarla a hacer un trío.

No creo que Luis Miguel no haya pensado en eso, de hecho creo que se lo habrán ofrecido mil veces, pero la palabra “daño” en una relación es muy sensible y comprometedora.

Hacer un trío, dicen los expertos, debe ser de común acuerdo y por lo general la novia o la esposa, o sea, la oficial, se niega. Entonces los hombres no entienden por qué y la señora no puede explicarlo, y el tipo a lo mejor va y lo busca por fuera y se acabó el problema.

¿Pero por qué una mujer no acepta tan fácilmente hacer un trío? Hablamos de una mujer que ama y que quiere hacer feliz a su pareja. Es que precisamente en el amor está la respuesta. ¿Cómo creen que una enamorada va a aceptar que su hombre toque a otra, bese a otra, etcétera, delante de ella? Pero además que también ella coja a la tercera, que está cumpliendo los deseos a su amado.

Eso es imposible. La mujer es territorial, dicen ellos,  y fácilmente uno muere de celos, así le toque fingir que no. Si usted hace parte del privilegiado mundo de fantasía cumplida, lo felicito, pero lo invito a que me cuente los resultados: ¿Fue con su esposa? Si la respuesta es sí, dígame si esto le ha traído problemas, mínimos aunque sea.

Porque las mujeres pensamos así: “La está tocando más a ella… A mí no me ha cogido así… ¿será que le gustan más las tetas de ella? La mira con deseo, a mí jamás…”.

Y esta es la mejor de todas: “Si es capaz de tocar a otra solo significa que no me ama y que no lo hago feliz…¿o por qué necesita dos mujeres?”.

Sí, así pensamos.

Ah, pero usted en cambio estará pensando: “Huy, mamacitas, qué rico, mis amigos se van a morir de envidia, Dios existe, huy, a mi esposa le está gustando esto, ¡ojalá fueran novias!”.
Sí, así piensan ustedes… o algunos. Supongo que otros habrán pensado: “Ojalá mi señora no crea que esta hembra deliciosa me está gustando más que ella”.

Ese trío solo roba la tranquilidad de la oficial, a menos que en realidad le gusten las mujeres y lo disfrute. Yo sí las entiendo, vivir pensando que mientras está con uno se acuerda de la otra tiene que ser un karma, si uno se tortura imaginando cómo fue con la ex, ahora imagínese viéndolo con otra en vivo. ¡No, gracias! Es mejor amar que imaginar.

Como todos somos iguales, hombres y mujeres, y así nosotras también tengamos fantasías —y ya lo dijo la brillante Señorita Antioquia: “El hombre se complementa con el hombre, mujer con mujer y del mismo modo en el sentido contrario” —,  lo invito a que le dé la vuelta al cuento. Piense que su novia le pide hacer un trío, pero con otro hombre. Claro, ahí sí no, ¿cierto? ¿Se imagina usted dando el mismo placer que recibió con dos mujeres, pero esta vez con un amigo suyo? ¿Y que lo pongan a besar al otro así como usted las puso a ellas a besarse?

¿Qué opina?
Y que su esposa quiera hacerle más cosas a él que a usted, y usted quedar pensando que a ella le encantó cómo el otro tipo le hizo…. Bueno, le gustaron ciertas cositas.

Es exactamente igual cuando uno no es bisexual o no le gustan las niñas. Pasa igual.

Y no creo que un novio llegue a cambiar esa percepción. Si usted lo logró por favor cuente cómo sobrevivió al show de celos. 

Y las que sí me parecen realmente unas campeonas son las que logran que su hombre acepte estar con otro, no se haya pasado al otro equipo y siga siendo de ella.

Aunque en este tipo de trío creo que ellos no hacen nada diferente a consentirla y darle placer, pero igual es muy difícil que acepten.

Por eso es que es tan complicado que una esposa o una novia oficial acepte hacer un trío… En cambio, sus amigas “relajadas”, “open mind”, sí lo harían por una sola razón: no tienen el corazón comprometido con usted.

Algunas sexólogas dirán que cuando la relación está desgastada es mejor probar cosas nuevas como el ménage à trois. Haga caso omiso a esa recomendación,  eso solo acabaría con lo poco que queda.

Le recomiendo que vea la película Threesome, de Andrew Fleming, siempre alguien sobra. Por ahora, hablando de fantasía y trío, el único que acepto es el británico: Trío Fantasía Jazz, disponible para matrimonios y todo tipo de eventos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.