• Donald 'The Dick' Trump
    Donald 'The Dick' Trump
  • Frank Salami
    Frank Salami
  • Adolf Clit Tickler
    Adolf Clit Tickler
  • Fidel Cockstroke
    Fidel Cockstroke
  • Napoleon Boner Parte
    Napoleon Boner Parte
  • Dongye West a.k.a “Cockeezy”
    Dongye West a.k.a “Cockeezy”
  • Dicki Minaj
    Dicki Minaj
  • Rabbi Shaftstein
    Rabbi Shaftstein
  • Soraya Doolbaz, la fotógrafa autora de Dicture Gallery
    Soraya Doolbaz, la fotógrafa autora de Dicture Gallery
    • Donald 'The Dick' Trump
    • Frank Salami
    • Adolf Clit Tickler
    • Fidel Cockstroke
    • Napoleon Boner Parte
    • Dongye West a.k.a “Cockeezy”
    • Dicki Minaj
    • Rabbi Shaftstein
    • Soraya Doolbaz, la fotógrafa autora de Dicture Gallery

La fotógrafa de penes

Soraya Doolbaz es la fotógrafa de la que todo el mundo está hablando por su peculiar trabajo: retratar penes de tipos comunes y corrientes disfrazados de famosos. SoHo habló con ella y acá nos cuenta todo sobre su trabajo.


Dicture Gallery es el proyecto de Soraya Doolbaz, una artista y fotógrafa canadiense, de ascendencia iraní, que está llenando las galerías de ciudades como Nueva York, Toronto y Miami con un particular arte: fotografiar penes de tipos comunes y corrientes disfrazados de personajes famosos. En esta entrevista con SoHo nos explica sus ideas en torno al honorable miembro y cómo llegó a dominar a la perfección la técnica de ver en cualquier verga las caras de Donald Trump, Hitler, Fidel Castro, Bradley Cooper y todo tipo de personalidades.

Bueno lo primero que quisiera saber es ¿cómo se le ocurrió hacer estas fotos?
No sé si en Colombia sea una fenómeno popular pero aquí en Norteamérica, cuando estás empezando a salir con alguien, o conoces a alguien por internet, incluso antes de verse en persona, puede que te manden una foto de su pene. ¿Allá no es normal?

En verdad, no. Acá no es muy frecuente…
Bueno, acá se ha vuelto una costumbre muy normal. Hace unos años salí con un tipo y después de la primera cita me escribió “¿podemos vernos de nuevo?” y me mandó una foto de su verga. Inmediatamente pensé “Dios mío, ¿qué hago? ¿qué podría decirle si nos vemos de nuevo?” y empecé a hacerme muchas preguntas al respecto. Finalmente nos vimos y lo raro es que la cita fue muy normal, todo fue muy respetuoso. La pasamos bien pero no pasó nada, no hablamos de la foto ni siquiera. A los días le conté todo a una amiga y me dijo que ella también había salido con un tipo que le mandaba fotos de su pene. Empecé a preguntarles a otras amigas solteras, y lo mismo: a ellas también les había pasado. Me di cuenta buscando en internet que era un fenómeno muy popular y por eso cada vez más tipos lo hacían. Entonces se me ocurrió que sería bueno hacer algo divertido con todas esas fotos de vergas y pensé que lo mejor sería darles una personalidad, pero con mejores fotografías, mostrarles a los hombres que podían hacerse mejores fotos de sus penes.

¿Y quién fue el primer tipo al que retrató?
Fue el novio de una amiga. Ella le contó sobre el proyecto y él estuvo realmente emocionado por ser el primer modelo, entonces hicimos el primer fotoestudio.

¿Tiene algún criterio para seleccionar a los modelos?
No, generalmente me dirijo a mujeres para que ellas me ayuden contándoles a sus novios. Solo hago trabajos con parejas. Porque, independiente de que sean parejas heterosexuales u homosexuales, la novia o el novio del modelo debe estar ahí para ayudarle a cambiarse los vestuarios o para mantener erecto el pene.

Eso me lleva a la siguiente pregunta : ¿Cómo es el proceso? ¿Cuánto dura una sesión de fotos, cuántas fotos hacen, cuánta gente trabaja con usted?
Normalmente tomamos entre 200 y 300 fotos en una sesión y nos demoramos entre 2 y 3 horas. Los cambios de vestuarios no son fáciles y por eso la pareja del modelo debe estar ahí. Muchas veces les cuesta mantener el pene erecto entonces ellas ayudan en esa labor.

O sea, el pene siempre tiene que estar erecto…
Pues si quiere que el vestuario se vea bien, sí.

¿Quién hace los vestuarios? ¿Usted?
En realidad es ropa de muñecas. Compro los vestuarios en jugueterías.

¿Y cómo es la elección de los disfraces? Es decir ¿Hay algún criterio para seleccionar el disfraz de cada pene?
Algunas veces son ideas que tengo pendientes, entonces llevo la opción de ese vestuario a la sesión de fotos. Otras veces son ideas que hacen las parejas, por eso hacemos tantas fotos. Las mujeres están muy pendientes y siempre quieren ponerles gafas, sombreros, pantalones… Al final veo cuál es la mejor foto de todas, cuál está en mejor calidad. Luego elegimos el nombre. Tengo un grupo con mis amigas del colegio para crear los nombres: yo les muestro las fotos y ella me dicen cuál creen que sería el mejor nombre. Me ayudan un montón.

¿Qué pasa cuando ya tiene la foto que quiere?
Al final las expongo en galerías. Me gusta hacer al menos una exposición anual. Y también las usamos para hacer accesorios: paquetes de regalos, tarjetas de invitación para fiestas, pocillos –los pocillos son muy populares- y le doy algunas copias a los modelos, para que hagan con ellas lo que quieran.

¿Algún hombre se ha arrepentido de hacer las fotos?
No, yo siempre reservo la identidad de los modelos. De hecho, pasa todo lo contrario, a veces hay modelos que se lo cuentan a su círculo de amigos… “hey ¿ves esa foto de un pene disfrazado de Mussolini?, Soy yo”. Pasa todo el tiempo.

¿Qué le dice la gente sobre su trabajo, en sus exposiciones?
Afortunadamente, siempre recibo buenos comentarios. Generalmente las inauguraciones de las exposiciones están relacionadas con alguna causa. Las últimas han sido sobre el cáncer de testículo.

Muy oportuno…
Sí, ¿sabes? Es un tema difícil para los hombres y muy pocas veces se habla de eso. El cáncer de testículo afecta en gran medida a hombres jóvenes, entre los 15 y los 35 años, y es un cáncer del que se puede sobrevivir, pero nunca nadie habla de eso, los hombres sienten que ir al médico y consultar sobre el tema es un sinónimo de debilidad… es muy diferente al tema del cáncer en las mujeres, que nos preocupamos más y en todas partes se habla de eso. Entonces estas exposiciones sirven en parte para que el tema se ponga en la mesa. Tengo buenos patrocinadores, las boletas para las exposiciones se venden bien y el resultado es una fiesta como cualquier otra, con dj incluido y licor, solo que con en torno a mi trabajo

O sea, con fotos de penes
Sí, con fotos de penes…

Por cierto ¿cuánto cuesta un cuadro suyo?
Las impresiones en gran tamaño cuestan desde 2000 dólares. Pero por ejemplo, en una exhibición en Miami los cuadros de la colección de fotomosaicos de  Dicture Gallery se vendían por 10.000 dólares. Es una colección de cuadros de gran formato que, de lejos representan alguna obra de arte conocida, como la Mona Lisa, o un Modigliani, pero cuando te acercas ves que está hecha de pequeños cuadritos, como pixeles, que son en realidad fotos de penes. Detrás de esa obra quiero dar una reflexión sobre los objetivos de la educación de las mujeres en el arte… y pues han tenido una muy buena acogida.

¿Qué es lo más gracioso que le ha pasado con Dicture Gallery?
Definitivamente fue la vez que hicimos el disfraz de Hitler. El modelo era un tipo colombiano y su novia era judía. Cuando ella vio que el pene estaba disfrazado de Hitler se puso histérica, pero él se moría de risa y el pene se le bajaba. Ella se negaba rotundamente a hacer la sesión, decía que le parecía irrespetuoso, que no quería hacer las fotos, que simplemente no podía. Él estaba desnudo y seguía riéndose hasta que le dijo “amor, pero soy yo, hazlo por mí”. Entonces aceptó y seguimos con las fotos.

Bueno, y después de ver tantos penes y fotografiarlos ¿qué podría decir usted sobre los penes?
Creo que los penes son hermosos. La gente sigue insistiendo en la idea de que los penes son feos, que el cuerpo del hombre es feo y el de la mujer hermoso, sobre todo en el arte… y yo digo ¿quién dice eso? Hay que parar esa idea. Hay mucha gente a la que le encantan los penes, los conozco y por eso los penes también deberían ser representados. Todos los tipos de penes: los grandes, los pequeños, los circuncidados, los no circuncidados… no sé, todos me parecen hermosos.

O sea, todos los penes tienen algo que contar
Claro. Yo estoy en desacuerdo con que solo tengamos una imagen del pene ideal a través de la pornografía. Todos los penes tienen una personalidad y deberíamos parar la imagen que el porno nos vende sobre los penes, que parece ser la única que hay. No todos los penes son enormes, como lo muestra el porno. Por eso ahora estoy preparando un libro especial de lujo con la recopilación de las mejores fotos que he hecho de todos esos penes.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.