Considero que una de las razones por las que lo soy es que mi pene mide 35 centímetros, uno de los más largos del mundo.Me di cuenta de mi potencial en Nueva York. Empecé en producciones de bajo presupuesto y el éxito que tuve me llevó a Los Ángeles a probarme en la grandes ligas del porno. Eso fue en 1998. Hoy tengo mi propia productora: Mercenary Pictures.

Pero no todo ha sido color de rosa. He tenido problemas con las mujeres por el tamaño. Algunas me han rechazado porque se asustan al verlo y no sienten la suficiente seguridad para saber que no van a salir lastimadas. Y sí, es frecuente que algunas sientan dolor, pero nunca he lastimado a nadie adrede. Por eso las hago sentir lo más cómodas posible, las toco y las beso como les gusta.

Con las mamadas me va bien, aunque las chicas encuentran muy difícil hacerlo porque sus bocas son muy pequeñas. Lo que hago es moverme lentamente, así no me hago daño y disfruto mucho el momento. Además, descubrí que puedo ir mucho más profundo con mi pene que cualquier otro hombre, eso hace una experiencia única para las mujeres: encuentran mucho más placer. 'El misionero' es la posición perfecta para que la mujer que está conmigo tenga un orgasmo. La vagina está en el ángulo perfecto para que mi pene llegue mucho más lejos, hasta me he encontrado con algunas en las que mi pene entra completo. Es que el cuerpo de la mujer puede tener un tamaño más grande del que la gente se imagina. En todo caso, pienso que la mayoría quiere experimentar con un pene muy grande y cuando lo hacen la primera vez ya no quieren cambiar.

Fuera de mi trabajo tengo una vida normal, he encontrado ropa para guardar bien mi paquete: uso ropa interior XL, pero no por mi pene sino por mis glúteos. Por otra parte, trato de que mi trabajo no intervenga con las relaciones sentimentales que tengo y por eso me aseguro de que mi pareja sepa de entrada a qué me dedico. Así gozo de buen sexo, porque la chica que está conmigo sabe que está con Lex, el hombre, y no con Lex, el actor porno.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.