"El retorno"

Siento que todo va cambiando a mi alrededor. Las cosas fluyen con un sentido de humanidad y de realidad, la cual indica que todo vuelve a la normalidad. Ya todo se me hace concreto, no tengo mundos dispersos de seres irreales que alguna vez creé para evadir mi razón de existencia. Esto es un punto positivo que aprueva el amor de Dios hacia las personas, porque después de estar tan confundido y disperso en razones que solo me conducian al odio ahora veo con claridad. Que las cosas se pueden mejorar aportando un granito de arena.



Si las cosas fueran en vano para que sufrir? Si las cosas fueran irreales para que mentir? Si el odio puede mas que el amor no hay razon para ayudar y para existir, ya que Jesucristo demostro que la vos de la esperanza la encontramos dentro de nuestros corazones y que por lo tanto es un tramo que debemos vivir".

Comentario: Es interesante observar que casi todos los suicidas piensan en Dios o un ser superior. En ninguna de las frases se refiere concretamente a la muerte que buscaba, y esta circunstancia, unida a la extraña pluralidad del escrito, es elocuente índice de terrible vacilación. El análisis de la existencia se hace presente y en medio de la confusión y del caos se evidencia calma y claridad. Una vez tomada la decisión, la persona que se va a suicidar entra en un período de tranquilidad que suele confundir a quienes lo rodean. Ya está decidido el cómo, el cuándo y el dónde. Esta carta refleja el deseo esperanzado de renacimiento y rehabilitación, el cambio hacia un mundo mejor.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.