El corbatín era de un vecino del barrio Posada Cuéllar, de Ibagué. La foto me la tomaron en el Colegio Tolimense, antes de ir a la catedral de la ciudad, donde me esperaba el padre Bernal para que comulgara por primera vez. Cuando terminamos la ceremonia, nos fuimos para mi casa y celebramos modestamente con algunos familiares y amigos. Nos sentamos todos en el patio, jugamos con tapas de gaseosa y compartimos la torta que hizo mi abuelita Fulgencia, que estaba muy orgullosa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.