Chile no solo es buenos vinos, también es nieve, y la mejor que Latinoamérica puede ofrecer para practicar esquí. A menos de dos horas del aeropuerto internacional de Santiago se encuentra Valle Nevado. Un complejo turístico que incluye tres hoteles y una variedad de restaurantes especializados en comida mediterránea, italiana e internacional.

Después de 21 años de funcionamiento, Valle Nevado redefine su estética y sus planes turísticos ofreciendo gangazos, literalmente. El proyecto comenzó en 1987, cuando Eduardo Stern unió esfuerzos con un grupo de ingenieros franceses. La idea fue crear algo similar al complejo invernal francés Les Arcs, pero en función del estilo de vida latinoamericano. Así, los amantes del snowboard free style y free ride, tienen ahora la oportunidad de subir hasta 4200 metros y recorrer las pistas de 2000 metros en pendiente. El acceso es posible gracias al helipuerto y al andarivel, ambos diseñados para facilitar la llegada a la cordillera central de Chile. Nada que envidiarles a los grandes centros de esquí en Nevada, Estados Unidos.

Avianca Tours le organiza el viaje. Hay plan para todo. Bares y pubs en caso de que quiera ir con novia, amigos o de desparche. También se encuentra el lado familiar. De hecho, Valle Nevado cuenta con el Jardín de Nieve, un espacio para que los niños aprendan a esquiar de forma segura, accediendo a las pistas por medio de una especie de alfombra eléctrica. Si usted sabe de esquí lo mismo que un niño de 4 años, pues en el complejo le enseñan y le alquilan el equipo. No hay pierde, o aprende y descresta, o al menos conoce la nieve.

Es un lugar en el que podrá descansar, comer, tomar, esquiar y sumergirse, después de tanto esfuerzo, en la piscina climatizada. ¿Ya se animó?

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.