1. Hay que entender que no todas las mujeres son iguales, y que por eso no podemos satisfacerlas con lo mismo.




2. Los hombres siempre vamos rápido, primer error. Hay que tomarse el tiempo necesario con una mujer, hay que hacerle prácticamente un traje de saliva antes de penetrarla. Provocarla con besos en el cuello, lamerle los pezones, acariciarla y solamente meterlo cuando ella se lo pida.
 
3. Sáquese de la cabeza que comerse una vagina, chuparla, tiene como objetivo que la mujer se venga. Ese es el final de la historia, lo rico es todo lo que pasa antes. Aconsejo leer sobre sexo tántrico.
 
4. A la hora de hacerle sexo oral a su mujer, hágalo con ganas, como si amara esa vagina. Hay que empezar suave. Puede comenzar oliéndole la vagina, sin lamérsela, e ir incrementando el ritmo poco a poco, como in crescendo.
 
5. Si no tiene la verga tan grande como la mía, están los dedos. Si los sabe usar, puede hacer maravillas, por algo las lesbianas la pasan tan bien.
 
6. Hay una técnica que bauticé la 'Spider Man'. La mujer debe estirarse completamente. Coja las piernas por debajo con la mano izquierda y tíreselas hacia arriba. Con la mano derecha, los dedos corazón y anular, introdúzcalos en la vagina y ponga la mano en posición, como cuando Spider Man lanza sus telarañas. Una vez adentro, haga con los dedos como si estuviera diciéndole "ven". Comience despacito, empezará a sentir que la zona que está tocando se pone rugosa, eso quiere decir que está excitando el punto G. Despacio, hasta que ella sienta que se va a orinar y le pida que pare. En ese momento sujétela con fuerza y mueva los dedos lo más rápido que pueda. Ella tendrá un orgasmo descomunal.
 
7. Si ella nunca ha tenido sexo anal, la regla principal es un buen lubricante. Debe empezar despacio y dejar que ella sea la que se meta el pene. Por favor, usted no vaya a empujar. En mi página web está disponible una crema que se aplica en el ano media hora antes de tener sexo, y logrará que este se expanda lo suficiente para que el pene entre sin dolor.
 
8. Hay muchas mujeres que disfrutan estar encima del hombre, porque esa posición ofrece una penetración completa, pues ella controla el ritmo y, además, su clítoris se frota contra la pelvis, hay doble estimulación. Busque siempre una posición así, en la que el pene toque el punto G y el clítoris pueda ser tocado. Para mi sorpresa, hay otras muchas mujeres que se mueren con "el perrito".
 
9. Un pospolvo depende de la persona con la que haya follado. Yo puedo ser el tipo más frío del mundo, voltearme y dormir. O puedo ser el más cariñoso, hacerle un masaje en los pies, hablar y hacer el amor otra vez.
 
10. También puede visitar la página www.lossecretosdenachovidal.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.