Para sobrevivir a un accidente de carretera –como conductor o peatón– hay que ser muy feo. Esa fue la conclusión de la artista Patricia Piccinni, el cirujano traumatólogo Cristiano Kenfield y el ingeniero en seguridad David Logan.

Los tres crearon un prototipo de ser humano llamado Graham, capaz de sobrevivir a un choque de alta velocidad o un atropello gracias a ciertas cualidades fisiológicas.

Para que se dé una idea, Graham tiene la cara plana para proteger la nariz y las orejas. También un pecho gigante y muchos pezones que funcionan como una bolsa de aire y protegen el corazón. No tiene cuello porque esa es la única manera de no sufrir un latigazo cervical y la piel es más gruesa y dura.

En el caso que Graham esté a punto de ser atropellado por un carro, deberá usar sus piernas –muy fuertes– para saltar rápido y lejos del camino. Además tiene a su favor que sus rodillas se doblan en todas las direcciones y es poco probable que se rompa una pierna si lo golpea un carro.

Esta extraña creación hace parte de una campaña de la Comisión de Accidentes de Transporte (TAC) australiana y busca que las personas sepan que el cuerpo humano no está preparado para este tipo de accidentes.

SoHo quiere que conozca en detalle a Graham con este video.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.