El sombrero de 31 vueltas es el más fino que se ha hecho hasta ahora, y los conocedores afirman que no se puede hacer uno mejor.

Otra manera de identificar la calidad del sombrero es al doblarlo: la fibra de los de pocas vueltas, o los que están mal trabajados, se quiebra fácilmente. Si es un buen sombrero, volverá a su forma inicial.

Los sombreros de 31 vueltas comenzaron a venderse en 2012 y las primeras dos docenas las compraron 24 empresarios antioqueños a 2.000.000 de pesos, por cabeza, para ser exactos.

Tiendas como Artesanías de Colombia venden sombreros de 31 vueltas por encargo. Claro que puede conseguir de menos vueltas por un precio muy inferior.

El fabricante del sombrero que ve en la foto es Reinel Mendoza, uno de los más reconocidos maestros artesanos del pueblo de Tuchín, Córdoba, la Meca del sombrero vueltiao.



Qué son las vueltas
La expresión “vueltas del sombrero” se refiere a la cantidad de pares de tiras de fibra de caña flecha con que se trenza. A más pares de fibra en cada franja del sombrero, más fino será. Hay desde 15 vueltas —con 15 pares de tiras— hasta 31 —sí, adivinó, con 31 pares—.

Más lujo a la colombiana

Canasto de Wüérregue: $4.550.000. Galería L. A. Cano del centro comercial Andino.

Chinchorro wayúu: $3.000.000. Artesanías de Colombia.?Manta wayúu: $923.000. Artesanías de Colombia.

Mochila arhuaca: $900.000. Galería L. A. Cano del centro comercial Andino.

Mochila wayúu: $600.000. Galería L. A. Cano del centro comercial Andino.

Carriel: $580.000. Galería L. A. Cano del centro comercial Andino.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.