Frederik The Great (Federico El Grande) tiene el título del caballo más bonito del planeta muy bien ganado: no solo ha recibido varias propuestas para aparecer en películas y en catálogos de reconocidas marcas de ropa, sino que su página de Facebook ya tiene 50.000 seguidores y existe una galería virtual dedicada exclusivamente a vender fotos suyas.

Lea también: Mujeres a caballo, el pelotón más extraño del Ejército

Este semental mide 1,62 metros, tiene 15 años y nació en Holanda, lugar originario de los frisones, esa raza de caballos negros y musculosos que usted seguramente asocia con la saga El señor de los anillos. Sin embargo, cuando tenía 6 años fue comprado por Pinnacle Friesians, un prestigioso criadero estadounidense, y terminó viviendo en Arkansas.

Y allá, por supuesto, lo tratan como a un rey: tiene un equipo de cinco personas que se encargan de alimentarlo, de pasearlo y hasta de masajearlo. Es tanto el cuidado que su mantenimiento mensual cuesta alrededor de 100.000 dólares (unos 300 millones de pesos).

Lea también: Los carros más caros del mundo

Su melena es un tema aparte: además de que toma alrededor de dos horas peinarla, sus criadores le cambian el look dependiendo de cómo lo vean de estado de ánimo cada día —es en serio—.

Ganador de numerosos concursos de adiestramiento en Europa y Estados Unidos, Frederik The Great ya tiene garantizada su descendencia, pues el año pasado nació su primer hijo, Vaughn, que ya es llamado por muchos el potro más hermoso del mundo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.