Esta langosta es importada de Maine, un pequeño Estado del noreste de Estados Unidos, y es muy apetecida entre los conocedores del crustáceo por su sabor, textura y frescura. Para que los bogotanos puedan deleitarse con este plato es necesario transportarla por avión y tomar todos los cuidados requeridos en el envío y el mantenimiento. Llega viva a la cocina del restaurante y permanece en un acuario donde recibe la atención de un biólogo que se encarga de controlar la temperatura y el pH del agua.

Si usted quiere probar este plato, hay varias opciones para comerlo: puede pedir la preparación de la casa, que consiste de una cocción a la parrilla y termina con un baño en mantequilla, receta que es secreto de la casa, o si lo prefiere puede pedirla a la medida: al vapor, termidor (salsa de quesos), con mantequilla clarificada, al ajillo y al pernod (perfumada con este licor francés), entre otras. Este plato se acompaña con una ensalada fresca que tiene aceitunas, tomate cherry, variedad de lechugas y palmitos. Si quiere el maridaje perfecto, se aconseja pedirlo con un buen sauvignon blanc o con champaña.

Langosta de La Mina

Precio: $190.000

Dónde: La Mina está ubicada dentro del Hotel JW Marriott Bogotá. Cl. 73 n.° 8-60. 

Teléfono de reservas: 4816000 Ext. 6401/6306. 

Horario: Todos los días del año de 12:00 m. a 3:00 p.m. y de 7:00 p.m. a 11:00 p.m.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.