¿Cómo se maneja?

Aunque parezca dificilísimo a primera vista, es cuestión de costumbre, como todo. Para lo único que necesitará las manos es para encenderlo. Luego, usted se sube y espera un segundo a que detecte su peso. Esto es clave para que el Hovertrax pueda reaccionar de acuerdo con sus movimientos. Si quiere acelerar, solo tiene que inclinar el cuerpo un poco hacia adelante; si quiere frenar, haga lo mismo pero hacia atrás. Fresco, un software lo monitorea para que no se vaya a ir de cara ni de espalda, a menos que le dé por hacer movimientos bruscos. Eso sí, use siempre casco y, si no le da pena, rodilleras y coderas, porque mientras aprende a dominarlo, fijo se va a pegar un par de totazos.

8 kilómetros por hora es la velocidad promedio del Hovertrax. Para que se dé una idea, un ser humano común y corriente trota a 6 kilómetros por hora, o sea que en este aparato usted irá a paso de buen corredor.

30 Minutos se demora en cargarlo, en cualquier tomacorriente normal, hasta quedar repleto. La pila llena le dura hasta siete horas.


El tamaño importa

El Hovertrax cabe sin problema en un morral o en un maletín de mano. Mejor dicho, lo puede llevar a todos lados, incluso lo puede tener siempre en su maleta de todos los días por si se cansa de caminar y le da por montarse.

Hiperconectado

Bájese la aplicación en su celular para que vaya controlando cuánta batería le queda y tenga estadísticas de kilómetros recorridos y tiempos de viaje. Solo tiene que encender el Bluetooth de su teléfono y la información se sincroniza de inmediato.

¡Ojo con los huecos!

El Hovertrax tiene todo lo necesario para que pueda darse un paseo por la ciclovía, esquive trancones en las ciclorrutas o se mueva por los pasillos de oficinas, aeropuertos y centros comerciales. Pero tenga cuidado: está diseñado para andar sobre superficies planas, entonces si se la pasa cogiendo huecos, se lo puede tirar.

Ahorro programado

Esta plataforma andante cuida el consumo de energía y evita que usted viva pegado a un enchufe: si pasa varios minutos sin moverse, se apaga automáticamente; si va en bajada, se encarga de gastar lo menos posible, haga de cuenta como si fuera en neutro.

Dónde se consigue: Métase a Hovertrax.com y elija el color que más le guste: hay en blanco y en negro, los dos con llantas rojas. Se lo mandan a cualquier rincón del planeta —incluso a Colombia—, pero el envío se lo cobran aparte.

Precio: desde 995 dólares (unos 2.600.000 pesos)

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.