Como usted sabrá, cuando hablamos de juguetes sexuales no existen límites: hay de todos los tamaños, colores, diseños y hasta precios. Pero el vibrador Pearl Royal es único: cuesta un millón de dólares (casi 3000 millones de pesos) y ostenta el título del juguete sexual más caro del planeta. Solo se lo fabrican por pedido, fue diseñado por el reputado joyero inglés Colin Burn, es de platino puro y está cubierto por 1000 piedras preciosas, entre diamantes, perlas y zafiros rosados. Y un dato curioso: usted puede quitar algunas de estas joyas para usarlas como collar.

Lea también: Secretos, historias y perversiones de un sex shop

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.