AMOR PERFECTO
¿Dónde? Carrera 4 N. 66 - 46

Pionero en este boom cafetero artesanal, pues su creador, Luis Fernando Vélez, fue uno de los primeros en montar tostadora propia en Bogotá. El negocio, que empezó hace 15 años con en nombre de Amor Perfeito, tiene hoy algunos de los mejores cafés del país y cuenta con baristas de lujo, que han ganado seis veces el Campeonato Nacional. Apúntese a los cursos para aficionados al café y vuélvase un teso en el asunto.

El recomendado de SoHo: el café de la señora Astrid Medina, cultivado en Planadas, Tolima.

CAFE CULTOR

En Cultor solo sirven cafés 100 % sostenibles. Eso quiere decir que hacen todo un estudio del origen, los cultivadores, el mercado y las condiciones medioambientales en las que crece la mata. La idea es que usted vaya, se ‘culturice‘ —ya va siendo hora— y deje que le echen el cuento que hay detrás del producto que escoja, pues cada café está bautizado con el nombre de la persona que lo sembró.

El recomendado de SoHo: el café Beneficio Natural, traído directamente del Huila. Pídalo con el método de filtrado V60 (y pregunte qué significa “método de filtrado V60”).

VARIETALE

En esta casa se toma el tintico —literalmente— recién hecho, pues la gente de Varietale cuenta con su propia tostadora. Le ofrecen cafés de origen de Santander, Huila, Nariño, la Sierra Nevada de Santa Marta... y nueve métodos de filtrado (tranquilo que allá le explican las propiedades de cada uno). Si le gusta mucho el café, inscríbase en los talleres quincenales que organizan para entusiastas; si no, vaya también, pues la carta tiene 20 variedades de té.

El recomendado de SoHo: el bourbon rojo de la hacienda Los Horizontes, en Marsella, Risaralda. Tómeselo frío.

AZAHAR

Esta tienda de café, que funciona dentro de un container, empezó gracias a un par de gringos, Keith y Tyler, que se enamoraron de Colombia, montaron su propia exportadora de tostados y luego abrieron ‘chuzo’ en Bogotá. La calidad se la deben a un riguroso proceso de selección: cada bolsa viene de una finca única (no hacen mezclas) y trae un código QR para que le siga el rastro al grano. Cuando vaya, pregunte por Javier, uno de los baristas, que acaba de quedar campeón nacional en la materia.

El recomendado de SoHo: el café de la finca Villa Roa, ubicada en Pijao, Quindío.

BOURBON COFFEE ROASTERS

En Bourbon tuestan 120 kilos semanales de su propio café, y se encargan de tostar unos lotes más que otros, para que usted pruebe un sabor distinto siempre que vaya. Además, les gusta participar en toda la cadena productiva —desde la siembra hasta que usted se lo toma—, pues la meta es crear cultura alrededor del buen café.

El recomendado de SoHo: el bourbon amarillo para espresso, una variedad que ellos mismos cultivan en Rionegro, Santander. 

CAFÉ MUNDANO

Allá le preguntan cómo le gusta el café y, de acuerdo con su respuesta, el barista le prepara su bebida ideal. Los ‘fuertes’ en Mundano son los cafés recién tostados, filtrados con cinco métodos diferentes. Y tenga paciencia, pues las seis mesas de este lugar —muy frecuentado por hípsters capitalinos— viven a reventar.

El recomendado de SoHo: el café Geisha, de la finca Café Granja, en Caicedonia, Valle.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.