El secreto mejor guardado del cine:

Kenneth Lonergan

Por: Ricardo Silva Romero (Escritor y crítico de cine)

Siempre ha habido grandes secretos guardados en Hollywood porque los estudios y los productores vuelven borrosos a los directores: John Badham, John Landis, John Hughes, Joe Dante, Rob Reiner les suenan a ciertos espectadores, pero entre los cinco, por no ir más lejos, hicieron algunas de las películas comerciales más brillantes de los ochenta. De los de estos últimos años, asumiendo que la gente sabe quiénes son Alexander Payne o Richard Linklater, creería que el gran secreto por conocer es el director de Manchester by the Sea: Kenneth Lonergan. Sus tres películas —You Can Count on Me, Margaret y Manchester—, filmadas contra viento y marea desde 2000 hasta hoy, son brillantes y además estremecedoras. Tendría que ser una de las principales miradas del cine de hoy.

Lea también: Una curadora critica las obras de arte de los hoteles

El secreto mejor guardado de la música:

Edson Velandia

Por: Jaime Andrés Monsalve (Director musical de Radio Nacional de Colombia)

Desde hace algunos años, el santandereano Edson Velandia viene trabajando en pos de una nueva manera de crear música de cantautor en Colombia. Tanto al lado de su grupo, Velandia y la Tigra, como en su faceta solista, en la que asume el ligero vestido de la guitarra y la voz, Velandia ha hecho acopio de una combinación absolutamente personal de música de ribetes inesperados junto con letras desopilantes, dueñas de un humor punzante y unos giros de lenguaje dignos de León de Greiff. Recomiendo escuchar atentamente alguno de los cinco trabajos de Edson Velandia, y si usted está tan de acuerdo como yo en que debería dejar de ser un secreto a voces, ayúdenos en la loable meta de que su música llegue a más público de aquí y de allá.

También le puede interesar: Así se hace una obra de arte

El secreto mejor guardado de la literatura:

Juan Carlos Orrego

Por: Camilo Jiménez Estrada (Editor y crítico literario)

Para mí, el mejor prosista desconocido de Colombia es Juan Carlos Orrego Arismendi. Me gusta su prosa porque es musical, está llena de cadencia y armonía. Me gusta porque es claro y cortés. Trata con el mismo respeto los temas altos —la literatura indigenista, la arquitectura, el arte— y los bajos —el fútbol, la champeta—. Es desconocido porque publica en editoriales universitarias que no tienen una distribución muy despejada por fuera de las fronteras de su departamento: Eafit, Editorial Universidad de Antioquia. En la primera tiene los magníficos Cuentos que he querido escribir y La isla del gallo. En la Editorial Universidad de Antioquia ha publicado dos libros hermanos: Viaje al Perú y Tumba de indio. Viajes por Ecuador y Colombia. Cualquiera de los cuatro es un deleite. Búsquelos y verá.

Vea también: La exposición de arte hecha solo con comida

El secreto mejor guardado del arte

Óscar Santillán

Por: Jaime Cerón (Curador y crítico de arte)

A pesar de ser un artista con una significativa trayectoria internacional, y de estar llegando al lugar que le corresponde dentro del arte ecuatoriano, Óscar Santillán está en espera de traspasar el umbral del arte de su país y ser reconocido como un artista contemporáneo de referencia innegable para América Latina. Con menos de 40 años, ha hecho muestras individuales de su obra en Bogotá, Guayaquil, Londres, Madrid, Milán, Múnich, Quito, Róterdam, Santo Domingo, y ha participado en diversas ferias y bienales. A Santillán hay que ponerle cuidado.

Lea también: El arte de trabarse

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.