Nota de Cata

Color: Amarillo ambarino, con sedimento vegetal.

Nariz: Melado de caña, anís, caramelo quemado y una nota vegetal muy potente de yerba mate y sauco. El aroma inunda una casa en cuestión de minutos.

Boca: Tremendamente dulce, muy hostigante, con un alcohol medio, mucho anís y notas de aguapanela y remedio casero. 

Final: Medio y misterioso, a mitad de camino entre remedio de la abuela y bebedizo del Indio Amazónico. Conclusión: Alguna vez oí hablar de las destilaciones clandestinas en los cerros de Bogotá, alquimistas a los que denominaban ‘cafuches’; no sabía que todavía existían y que elaboran bebidas salidas del libro de un ‘chamán’, una experiencia interesante y divertida. 

Puntuación: Tres copas 

Precio: $10.000 (la media)

Fabricante: Clandestino

Nota: La gente de SoHo no conoce límites: con esta cata sí “la sacaron del estadio” por bizarra. No sé si el Invima esté muy contento con esta bebida, pero sí sé que Colombia es un país que se debate entre la mula y el jet, con ancestrales y mágicas tradiciones. 

Nombre: Aguardiente de yerbas hecho en el Cerro de Monserrate

País de origen: Colombia

Zona: Bogotá

Crianza: N/ A

Alcohol: 25% Alc/ Vol

Temperatura de Servicio: 14 °C

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.