Desde hace nueve meses, Julián Gómez Pinzón hace parte de una lista de 721 personas que, al cierre de esta edición, esperaban un riñón en la regional de Bogotá de la Red de Donación y Trasplantes.

La antesala es larga, si se tiene en cuenta que, en promedio, deberá esperar 455 días para recibirlo y que en caso de haber uno disponible, no solo le tiene que ser compatible, sino que Julián debe estar atento al teléfono, no tener ni una gripa y estar listo para salir corriendo a la clínica.

Gómez tiene 25 años y es uno de los pacientes de la unidad renal de la Fundación Cardioinfantil, a la que debe ir tres veces por semana para que una máquina haga lo que sus riñones, desde hace años, no pueden hacer: filtrar toda la sangre de su cuerpo.

El problema más grave de las personas como él es que hay muy pocos donantes. Por eso, SoHo se ha unido a la campaña 'Comparte el don de la vida' de la Secretaría de Salud, para invitar a nuestros lectores a que conozcan los beneficios de ser donantes y se registren como tales en la página web www.ins.gov.co. No le quita más de cinco minutos y, a cambio, puede salvar muchas vidas.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.