+ Polvos pasados, en el pasado. Puede que usted haya tenido muchas parejas, pero cada mujer es diferente. Intentar lo que le ha servido antes está bien; lo que debe es pensar si eso funciona con su nueva pareja. No se dedique a repetir porque alguna le dijo que usted era un polvazo. Quizá simplemente no quería hacerlo sentir mal.

Lea también: ¡Los feos somos más! Consejos de Pirry para ser un polvazo

+ No actúe como piloto de Fórmula 1 ni como una tortuga en la cama. Es tan fatal eyacular rápido como comprar mil artículos para que su erección dure una eternidad. Créame: una mujer rara vez quiere que su pareja se demore horas para eyacular.

+ No somos terneros: ¡no nos queremos tomar su leche! Así sea su fetiche, por favor entiendan que a la mayoría de mujeres no les gusta. ¿Por qué no ensaya tomarse un vasito de su líquido usted primero? Pregúntele si quiere hacerlo y si dice que no, respete.

+ Su lengua no es un taladro ni detrás del clítoris hay petróleo. No se crea trapeador limpiando todos los rincones de la vagina. Claves para dar buen sexo oral: suavidad, movimiento constante y, al mismo tiempo, un dedo dentro de la vagina.

+ Usted no trabaja en Clearasil: ¡no vaya directo al grano! No dar espacio a la mujer para que se prepare para la penetración termina haciendo que sea muy dolorosa. Tómese el tiempo de seducirla, de disfrutar la experiencia. Si usted sigue este consejo, es muy seguro que tenga más sexo con su pareja y lo disfruten mucho más.

+ No todas tenemos orgasmos por penetración. Y no, usted no es menos hombre por ello. Los tipos siempre están preocupados porque su erección le dé placer a la mujer, pero pocas veces entienden que los orgasmos femeninos se pueden producir por estimulación en otros puntos, como el clítoris.

+ Salga del “Triángulo de las Bermudas”; hay vida más allá de esta zona. Deje de pensar que con estimular la zona genital y a veces las tetas, usted es el rey del sexo. Recuerde que la piel es la zona erógena más extensa: los pies, las nalgas, la entrepierna... ¿Qué tal la delicia de un buen beso en el cuello, susurrándole al oído una historia erótica en la que los protagonistas son los dos?

+ Chao a los besos de abuelo. Bésela como si no hubiera mañana. ¿Recuerda cómo eran esos besos en los que lo que usted sentía arriba era lo mismo que sentía abajo? Una mujer que se siente deseada es una mujer más receptiva sexualmente.

Lea también: Consejos para que un hombre que no lo tiene grande sea un polvazo

+ Los vibradores, su gran aliado. Nada más erótico que un hombre tan seguro de sí mismo que no se siente menos cuando ve a su pareja tener un orgasmo increíble con un vibrador. Incorpórelos en su vida sexual. Además, si ya está cansado, le ayudan a que ella tenga uno o varios orgasmos.

+ La clave para que se lo den más: tensión sexual. Cuando usted se levanta y se voltea a pedir su mañanero, es muy probable que sea la fórmula perfecta para sacar a su pareja de la cama más rápido que Flash. Las mujeres funcionan mejor cuando son seducidas. ¿Qué tal empezar con mensajes tipo sexting para calentar el ambiente o prepararle una cita erótica?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.