La nueva camioneta Mazda CX-5 es fuerte y sigilosa, como todo un guerrero japonés, pero moderno. Quizá su innovación más importante está en el interior: el motor y la transmisión cuentan con el sistema Skyactiv, que reduce en un 15 % el consumo de gasolina comparado con vehículos de modelos anteriores, y emite menos dióxido de carbón. Así, usted no solo le ayudará al medio ambiente, sino también a su billetera.

Como todo buen producto nipón, la CX-5 viene cargada de tecnología. Una de las cosas más impactantes es el timón, que parece un celular porque trae botones para (casi) todo: desde subir el volumen de la música o cambiar de emisora hasta controlar la velocidad de crucero. Este vehículo tiene también una cámara de parqueo que se conecta con la pantalla táctil de 5,8 pulgadas, donde además podrá conectar su celular vía Bluetooth.

Esta Mazda tampoco se queda atrás en temas de seguridad: tiene luces de xenón duales, que se mueven hasta 15 grados en la dirección que usted gire, para que no pierda de vista la carretera, ni siquiera en las curvas más pronunciadas. También viene con el sistema de estabilidad dinámica, que afina la potencia del motor y de los frenos para que nunca pierda el control de su carro. Por si fuera poco, el chasis usa un acero especial ultrarrígido, que sirve de armadura y hace la cabina interior aún más fuerte. Y todo, sin perder la eficiencia típica de los japoneses.

FICHA TÉCNICA

Motor: Skyactiv-G de 16 válvulas y 4 cilindros

Cilindraje: 1998 cc

Potencia máxima: 152hp @ 6000 rpm

Tracción: Total permanente (AWD)

Dirección: Asistida eléctricamente

Precio: $70.900.000

El carro más rápido del mundo

El récord mundial de velocidad en tierra lo tiene el Thrust SSC: 1228 km/h. Sin embargo, su creador, el británico Richard Noble, decidió que haber construido el primer carro supersónico no era suficiente. Por eso ahora se propuso romper la meta de las 1000 millas por hora (unos 1600 km/h). Para que se haga una idea de la magnitud de esta cifra: el sonido viaja, más o menos, a 1236 km/h. En este proyecto demencial, que se llama Bloodhound SSC, va a ser usado el Eurojet EJ200, un motor que combina la tecnología de un jet y la de un cohete. Y usted, ¿se montaría en el carro más rápido del mundo, que rompe la barrera del sonido?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.