Usain Bolt se acercó a la grada a celebrar con sus seguidores su triunfo, descalzo y tranquilamente con los botines en la mano, cuando un camarógrafo motorizado no advirtió la cercanía de un carril de otra cámara terrestre y tropezó, llevándose por delante al corredor, quien cayó de espalda. Pese al choque y el dolor de Bolt en el gemelo izquierdo, el incidente no tuvo mayores consecuencias. El camarógrafo tampoco sufrió ninguna lesión, se levantó y después le dio la mano al campeón

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.