“Si realmente el período de noviazgo es el más bello de todos,¿por qué se casan los hombres?”, esa fue la pregunta que alguna vez se hizo el padre del Existencialismo, Søren Aabye Kierkegaard. Pero no se necesita ser filósofo, ni danés, ni jorobado, ni melancólico, ni haber utilizado seudónimos para publicar obras, ni haber recibido una millonaria herencia del abuelo y no tener que trabajar nunca, ni haber dejado plantada en el altar a Regine Olsen, en 1841, y entregarse a la vida religiosa, ni nada de eso, para hacer la misma reflexión y pregunta, y no tener una respuesta suficiente.

Cada hombre tendrá su razón para casarse(o para no hacerlo) y sin importar cuál sea, lo cierto es que debe estar dispuesto a entregar exclusividad sexual, sentimental, monetaria y lo que de ahí para arriba le quede de vida para estar junto a su futura esposa, sacrificando su soltería con todos sus libertinajes, desastres, excesos, locuras y deliciosos jugos.

Pasar los días cayendo en tentaciones sin límites, deseándolas a todas, viviendo en nuestros caprichos y mañas tampoco es muy valeroso, de hecho es lo más fácil de hacer. Cada persona es un tipo de camisa de fuerza que si no sale de ella y se abre verdaderamente para aceptar a otra persona, jamás conocerá el amor evolucionado: el que a pesar de las diferencias, acepta; el que a pesar de los problemas, continúa; el que a pesar de la individualidad, comparte, el que duerme todas las noches en la misma cama así no haya sexo y el que da ganas de prolongar la vida a través de los hijos. El amor coyungal.

Hasta Kierkegaard quiso casarse. Después de la ruptura de su compromiso con Regine, quien se casó con un empresario de apellido Schlegel, el filósofo la buscó y hasta le pidió permiso a su marido para hablar con ella, pero fue muy tarde.

Nunca se supo por qué Kierkegaard no se casó con Regine cuando pudo, lo que sí registró la historia fue la pérdida de su gran amor y, sobre todo, su arrepentimiento. Tal vez el existencialista quería hacer cosas antes del matrimonio, tal vez se hizo la pregunta equivocada: ¿Porqué se casan los hombres? Quizá hubiese sido mejor cuestionarse sobre ¿Qué debe hacer un hombre antes de casarse?, y haber logrado algunas respuestas antes de dejarla ir.

Con el ánimo de evitar que el existencialismo siga rompiendo corazones, le preguntamos a algunos hombres,casados y solteros, sobre las cosas que se deben hacer antes del matrimonio. La idea es crear una guía con 100 cosas entre los lectores de SoHo, para llegar preparado al altar y decir sin ningún tipo de arrepentimiento: “Sí, acepto”.

Estas son las primeras respuestas a la pregunta ¿Qué debe hacer un hombre antes de casarse? Las demás las escribe usted:

Jorge Franco (@francorjorge): Lo primero que un hombre debe hacer antes de casarse es hacérselo saber a sus exnovias.

Alberto Montt (@albertomontt): Entender perfectamente la física cuántica. Si no la domina, no se case. Antes de casarse también debe haber cancelado, por lo menos, una boda y tener un plan B.

Nicolás Samper (@udsnoexisten): Sufrir una honda y profunda pena de amor. Hay tipos como Enzo Francescoli, que se casaron con su primera novia. A Francescolile salió bien la apuesta. Pero no todos hemos sido Francescoli, sin duda. La"tusa" -pero no la pendejada de terminar cada 2 horas con la novia por teléfono- debe ser real, debe envolverlo a uno, debe tener como ingredientes: largo noviazgo, amor enfermizo, traición de la pareja, cachos dela fémina por todos los orificios, si es posible, y matrimonio de la que abandona la empresa inviable de estar al lado al poco tiempo de la ruptura,ojalá unos 15 días después, para que las llagas supuren y se infecten. Y duelan.

Un hombre que no ha vivido una pena de amor, desconoce profundamente los sentimientos buenos y malos de sí mismo. Y es mejor conocerse bien antes de que alguien tenga que lidiar con eso hasta que la muerte.

Gustavo Gómez (@gusgomez1701): Recorrer un buen pedazo del mundo con morral. En el matrimonio es complicado, porque el casado se convierte en el morral de la esposa.

Fernán Martínez: (@FernanMartinez ): Hacer plata.

Mauricio Silva (@msilvaazul): Antes de casarse hay que joder; ir a todos los partidos de Millos (sin falta) y joder; amanecer en casa ajena con alguna frecuencia y joder; consentir los guayabos en la cama a punta de domicilios(todo el santo día) y joder; ver todo el fútbol del mundo (pero todo) y joder;no asistir absolutamente a nada y joder; y procrastinar, todo lo que se pueda,sin el menor asomo de culpa... y joder. Y hay que hacerlo antes del anillo porque después, digámoslo claramente, todo esto no se podrá practicar en su extensa, exquisita y cómoda totalidad.

Carlos V. de Roux (@CVderoux ): Asegurarse de la calidad humana de la persona con la que se va a casar (la recomendación también es válida para las mujeres).

Ricardo Silva (@RSilvaRomero): Yo creo que un hombre debe casarse una vez antes de casarse definitivamente. Es como ir a la universidad antes de dedicarse a lo que uno va a ser.

Roberto Cano (@ROBERTO_CANO): Antes de casarse todo hombre debe comprar una moto porque después no lo dejan.

Antonio García Ángel (@erizodemar): Tener una relación destructiva y sexualmente voraz, de esas que duran dos meses y te toman unos dos años de recuperación.

Pirry (@PirryTv): Pensarlo dos veces.

Karl Troller (@karltroller): Yo diría que tiene que bajar 5 kilos, que son los que uno se pone con el matrimonio. Y que, sobra decir, no hay cómo bajarlos después... salvo,en muy contados casos, con el divorcio.

Adolfo Zableh (@azableh): Lo primero es pedir la mano porque si uno no la pide no hay con quién casarse. Pero ya enserio, nunca sobra hacer una terapia de pareja, la gente no cree en esas cosas pero uno tiene traumas y mañas de la soltería que de golpe no sabe cómo compartir en pareja y puede afectar cuando se entra a la vida de casado.

Camilo Jiménez (@bocasdeceniza ): Debe vivir solo. No salir de la casa de la mamá de una para la casa con la mujer, para que no compare.

Alberto Salcedo Ramos (@SalcedoRamos): Antes de casarse todo hombre debe saber cómo es la novia cuando está brava, cuando no encuentra el cepillo. Debe saber cómo exprime el tubo…de crema dental, cómo maneja los caprichos. Recomiendo saber estas cosas no para no casarse, sino para saber a qué atenerse. El matrimonio, con felices excepciones, tiende a volver crónico lo que parecía eterno.

Participe en la creación de nuestra lista enviando su idea a @RevistaSoHo con el hashtag #100CosasAntesDeCasarse y en nuestra cuenta de Facebook. Su nombre e idea podrán hacer parte de nuestra guía.

Lea aquí la lista de las 100 cosas que todo hombre debe hacer antes de casarse que se creó con los lectores de SoHo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.