Desde el siglo VI la historia nos ha contado sobre el uso de sillas de ruedas en la comunidad, tal como está plasmado en un sarcófago chino de la época, adornado con una imagen donde aparece esta ayuda técnica. El rey Felipe II de España usaba una silla que contaba con un soporte para sus brazos y sus piernas, y ya en el siglo XVIII se empezó a desarrollar un modelo similar al usado actualmente.
 
Las guerras civiles y las mundiales dejaron muchos heridos para quienes la industria produjo sillas de ruedas más cómodas y funcionales con llantas más grandes que las anteriores, ayudando a una mejor propulsión autónoma del paciente.
 
La primera silla plegable la desarrollaron Herbert Everest y Harold Jennings, quienes más adelante desarrollaron el primer prototipo a motor en la década de los 50, época en la que se iniciaron las primeras competencias deportivas sobre sillas de ruedas (los primeros juegos se llevaron a cabo en el Stoke Mandeville Rehabilitation Center en Inglaterra, y los primeros juegos paralímpicos se llevaron a cabo en Tokyo, en 1964).
 

Estos son algunos de los deportes en silla de ruedas más curiosos:
 
Power Soccer
 
Con sillas de ruedas modificadas para poder usar la parte inferior delantera para patear un balón más grande de lo normal, que tiene que entrar –usando maniobras en las que los deportistas giran velozmente sobre su propio eje – por entre dos conos que sirven de arco. Los tiros de esquina parecen ser las jugadas de mayor riesgo.
 

 
Carreras en circuito
 
Nuevamente las sillas de ruedas se modifican para darle más aerodinámica a los participantes, quienes pueden alcanzar altas velocidades y hasta producir accidentes como el que se ve en este video, ocurrido en las Olimpiadas de Beijing en el 2008. Hay varios tipos de carreras en donde varían las distancias, y siempre son los brazos y una postura ergonómica los que permiten tomar la delantera.
 

 
Rugby
 
Llamado también “Murderball” –pelota asesina- es más conocido como rugby paralímpico, inventado en los años 70 en Canadá y jugado por primera vez en los juegos de Atlanta 1996. En este deporte las sillas de rueda se “blindan” para evitar que se dañen las ruedas y la estructura metálica con los varios choques que se reciben. La posición de cada jugador en la cancha se define dependiendo de la capacidad motora con la que cuente. Casi siempre alguno de los deportistas termina en el piso, producto de fuertes choques a altas velocidades.
 

 
Deporte Extremo
 
Directo desde Las Vegas llega este joven que no sólo ha logrado vencer su discapacidad, sino también a la gravedad. Aaron Fotheringham denominó como “Hardcore Sitting” –sentado hardcore- a las piruetas que logra hacer en los mismos parques de patinaje donde con patines y patinetas sus amigos lo acompañan. A los 16 años logró algo increíble; el primer back-flip en silla de ruedas.
 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.