SoHo no incita a que se consuma ningún tipo de sustancia psicoactiva –menos si es ilegal-. Nuestros usuarios de SoHo.com.co son mayores de edad y libres de tomar sus propias decisiones. Este artículo está destinado a mostrar una forma diferente de fumar (sea tabaco u otra sustancia). Si de alguna forma este artículo lo ofende le recomendamos no seguir leyendo.
 
Vara, bareta, chiruza, porro, ganja, maria juana, pasto, risa. Son varios los sobrenombres que cada país le ha puesto al fruto de la planta de Cannabis (sea Sativa o Índica), una de las drogas más comunes y controversiales del mundo. En algunos estados de EE.UU se ha legalizado para casos médicos, en Amsterdam se puede consumir sin problema, en Jamaica los rastafari la usan como parte de su religión y en Colombia un porro armado no vale más de 5 mil pesos en la calle y es otra droga más que sirve como fuente de ganancia para el narcotráfico.
 
Muchos exigen su legalización abogando que es una planta tan corriente como cualquier otra que produce frutos consumidos por el hombre, pero el tema de la penalización y despenalización de la droga está fuertemente controlado por los gobiernos más poderosos del mundo en donde se considera un problema de salud pública. Algunos otros han aprovechado sus fibras para hacer ropa y telas a base de cáñamo e inclusive aceites y comida. Se le ha metido tanta ciencia a la marihuana que existen cruces hidropónicos tan poderosos que vienen de distintos colores y sabores (¿ha oído hablar de “creepy”?) y en Medio Oriente y África la dejan secar al sol para producir hachís (un bloque compacto de aceite de cannabis que a veces es adulterado con caucho o excremento de animales para ser vendido en las calles europeas).
 
Si usted es de aquellos que goza cuando tienen los ojos rojos, cosquillas en los cachetes y mucha, mucha risa (y hambre), acá le tenemos una guía para que arme porros poco convencionales.
 

El cruce de caminos
Empecemos por lo más fácil. Para que vaya practicando antes de llegar a modelos más elaborados, ponga mucha atención a este diseño. Aunque es un cruce de caminos de cartulina y de varios porros, le recomendamos no cruzarse. Según el video es mejor usar papel de arroz (cueros) grandes, pues son más fáciles de enrollar.


 

El tulipán
Si no tiene afán y es bueno con las manualidades, ¿por qué no dedicarle tiempo a uno de los porros más vistosos? Este toma mucho más tiempo para armar que el anterior, y enrollar el cascarón con forma de tulipán requiere de mucho cuidado. Pero si usted es paciente y detallista, seguro se sentirá orgulloso –y algo atolondrado- mientras fuma su creación.
 


 

El Molino (o helicóptero)
Terminamos con uno de los diseños más complicados. Obra de la creatividad –y probablemente de la ingeniería- este porro cuenta con una cámara de enfriamiento donde el humo de cuatro porros convencionales se acumula. Necesitará unas tijeras o un bisturí, un pedazo de cartulina, muchos cueros grandes y probablemente varios amigos con quien compartir tremenda obra de arte.


 
Si tiene alguna foto de un modelo propio de tabaquillo o de uno de los que le propusimos ya terminado, háganos llegar la imagen a usuarios@soho.com.co

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.