Es por esto que han surgido una serie de juegos que van mucho más allá que disparar y ya, siendo verdaderas joyas interactivas, —y que a diferencia de un cuadro en un museo—, permiten que las personas experimenten, manipulen y hasta creen mundos mientras se maravillan ante las propuestas narrativas y de diseño que las integran. Veamos un listado de los cinco juegos más bellos e interesantes que existen en el mercado. (Lea también: Cuatro videojuegos que usted debe tener)

Monument Valley 1 y 2. (Disponible en iOS y Android)

Este juego tiene más premios independientes y mainstream que “La La Land”, y a diferencia de esa película, su buena fama está plenamente justificada.  Se trata de las aventuras de la princesa Ida a través de múltiples laberintos creados por diseños de arquitectura imposible —al mejor estilo de Inception—, paradojas e ilusiones ópticas. No sólo es un juego bellísimo, sino que demanda que sus jugadores vayan mucho más allá de las dos dimensiones de la pantalla y sean capaces de pensar e imaginar en múltiples niveles simultáneamente. Recomendado a más no poder.

Cuphead (Disponible en X-Box One y Windows)

De este juego ya hablamos hace algunos días. Cuphead es una aventura conceptualizada,  dibujada y musicalizada como una caricatura de los años 20´s y 30´s. Un trato con el diablo sale mal y nuestro héroe debe buscar la forma de deshacerlo. Una aventura atemporal que se disfruta de principio a fin. (Lea también: Cómo escoger el mejor portátil entre las opciones del mercado)

Detroit: Become Human (Disponible para PS4)

Si dieran óscares a videojuegos, “Detroit: Become Human” sería el nominado a mejor guion. Es una historia que evoluciona de acuerdo a las decisiones del jugador, por lo que técnicamente difiere mucho entre las distintas personas que lo vivan. Las gráficas son buenas, pero lo que de verdad encanta es la historia en un mundo al mejor estilo de Blade Runner en el que la frontera entre los robots y la humanidad se vuelve cada vez más confusa. No es que no tenga las usuales escenas de acción y disparo, pero en este caso la narrativa y las implicaciones éticas de las situaciones presentadas, son las que se llevan los laureles. Interesante fusión entre, CSI, Black Mirror y la ya nombrada Blade Runner, convertidas en videojuego. (Lea también: ¿PlayStation o Xbox? Ese es el dilema)

Ori and The Will of the Wisps (Disponible para X-Box One y Windows 10)

Uno no sabe si este juego está programado o es una pintura al óleo animada. Gráficamente, Ori es una propuesta que aprovecha a todo dar el modo HDR y las capacidades de la XBOX, pero en el marco de una aventura tipo AVATAR, en el que un espíritu sagrado debe defender su hogar de la devastación y sin sentido que amenaza destruirlo. Es un juego hermoso, con una banda sonora perfecta y un estilo gráfico único que destaca entre todas las propuestas del año.

Florence (Disponible para iOS y Android)

Y volvemos al principio, pues Florence es un juego de los mismos creadores de Monument Valley. De nuevo tenemos una heroína, Florence, una chica de 25 años que busca encontrar el amor y se cuestiona bastantes cosas de su vida a través de una novela gráfica, en la que el jugador tiene el poder de elegir, situaciones y diálogos superando a su vez, algunas pruebas con las que todos nos podemos sentir identificados. Una joya por donde se mire Florence, parece más una buena novela que además se juega en nuestros smartphones.

Hablemos en Twitter

Felipe Sánchez. @innovandres

¿Quién es Punto G(eek)?

*Bueno, hablar de mí mismo es bien complejo... Podemos decirlo así: Andrés Felipe Sánchez Cano, el que le configuraba la impresora a toda la familia, graduado de una universidad de ciencia ficción (Singularity U), colecciono tecnología de los ochenta y noventa. Publicista por vocación, entiendo el mundo en unos y ceros.