La idea surgió del sarcasmo que siempre nos ha caracterizado: “Para los que decían que los desnudos artísticos de SoHo eran puro cuento”.

La carátula no podía ser otra que Amparo Grisales, quien cuando apareció en la edición 83 fue la más vendida de toda la historia de la revista. Esa última vez, la diva colombiana de todos los tiempos, personificó, torcidesnuda, a La Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

Para el especial también posaron, entre otros, la modelo Johanna Uribe con el exembajador de Colombia en el Reino Unido, Mauricio Rodríguez; Carolina Acevedo y Silvana Gómez, con el escritor Jota Mario Arbeláez y Rafael Pardo; y Jorge Luis Pinto, Jorge Franco, Valeriano Lanchas y Lucas Arnau, con tres de las modelos no modelos.