Y Dios creó a la mujer (1956)
Et Dieu… créa la femme. Francia

BRIGITTE BARDOT Y JEAN LOUIS TRINTIGNANT. Esta fue la primera película de la diva francesa. En ese momento estaba casada con el director Roger Vadim, quien después se inmortalizaría por sus otros matrimonios con Catherine Deneuve y Jane Fonda. En 1956 quiso lanzar a su mujer al estrellato haciendo las primeras escenas de desnudos del cine contemporáneo. El parejo de una escena de sexo simulada era Jean Louis Trintignant, quien años después protagonizó Un hombre y una mujer. Siguiendo órdenes de su marido, Brigitte tenía que mostrarse ardiente y apasionada con Trintignant en la cama. Cuando el director gritó “corten”, los actores no pudieron controlarse y quedó claro que había penetración. Vadim y Bardot se separaron y ella tuvo un romance con Trintignant que duró tres años. Increíblemente la amistad con su exesposo nunca se dañó.

Performance (1970)
Inglaterra

MICK JAGGER Y ANITA PALLENBERG. En los sesenta y los setenta la musa de los Rolling Stones era la alemana Anita Pallenberg, la novia de Keith Richards. Un día el director Nicolas Roeg decidió decirle a ella que actuara en una película con Jagger. Esta incluía una escena de un trío del cantante con ella y otra mujer en una tina. En medio de tanta marihuana la alemana y Jagger salieron desnudos directamente a la cama. Esta escena no se filmó pero la vio todo el equipo de producción. En su autobiografía, Keith Richards afirmó que tan pronto se enteró, él fue a seducir a Marianne Faithfull, por entonces novia de Mick, quien tampoco opuso mucha resistencia.

(Películas y documentales de sexo y porno que puede ver en Netflix)   

Bajos instintos (1992)
Basic Instinct. Estados Unidos

SHARON STONE Y MICHAEL DOUGLAS. Esta cinta, dirigida por Paul Verhoeven, tuvo una impresionante recepción del público por su combinación de thriller y sexo salvaje. La escena controvertida fue en la que los dos actores sostuvieron una batalla sexual sin interponer ningún tipo de sentimiento entre la desnudez. Tras el rodaje, Michael Douglas afirmó que el sexo acabó siendo real, pero ella lo negó. Probablemente esa escena no ha sido muy famosa porque la que pasó a la historia fue la de Sharon Stone abriendo las piernas sin calzones durante su interrogatorio con la Policía. Tiempo después Michael Douglas tuvo que hacerse un tratamiento por adicción sexual.

Monsters Ball (2001)
Estados Unidos

HALLE BERRY Y BILLY BOB THORNTON. Con esta película, Berry ganó un Óscar. Ella hace el papel de una humilde mujer afrodescendiente que se enreda con el policía que ejecutó a su marido. El guion tenía una escena muy fuerte que se suponía iba a ser de sexo simulado. Los dos actores, que se estaban gustando, estuvieron de acuerdo en que fuera real si se limitaba el número de personas presentes en el set. El director aceptó y la escena, después de editada, acabó siendo de dolor humano más que de sexo. Los críticos están de acuerdo en que fue esa escena la que hizo que Halle Berry se convirtiera en la primera afroamericana en ganar ese galardón.

(Películas de lesbianas por una lesbiana)

Venecia rojo (1973)
Don’t Look Now. Reino Unido - Italia

JULIE CHRISTIE Y DONALD SUTHERLAND. Las escenas del largometraje en el que un arquitecto y su mujer se trasladan a Venecia después de que su hija murió ahogada en un lago cercano a su casa dejan sin aliento. Los apartes de erotismo extremo la catalogan como la cinta más sexual de la época. Lo que dio pie a los rumores de que el sexo fue real es que Julie Christie siempre se negó a contestar esa pregunta. Por el contrario, daba respuestas ambiguas como: “Yo sentí placer, saquen sus conclusiones” (I enjoyed it very much, make your own conclusions).  

El último tango en París (1972)
The Last Tango in Paris. Francia - Italia

MARIA SCHNEIDER Y MARLON BRANDO. Schneider, quien en ese entonces tenía 20 años, afirmó que las escenas de sexo con Marlon Brando en The Last Tango in Paris la habían traumatizado para siempre. Aseguró que el actor de 53 años y el director, Bernardo Bertolucci, abusaron de su ingenuidad, conspirando sin decirle lo que tenían en mente. Es bien conocido que en esa película el actor perpetró una violación anal a Schneider que pasará a la historia como la infame “escena de la mantequilla” que escandalizó al mundo. La actriz francesa dijo: “Me sentí humillada y, para ser honesta, violada por Marlon y Bertolucci. Después de la escena, Marlon no me consoló, no se disculpó. Quedé abatida”.

Calígula
(1979) Estados Unidos

HELEN MIRREN. Después de Deep Throat, fue la segunda película pornográfica en la historia que llegó al gran público. Había filas para entrar y personajes como Frank Sinatra, Johnny Carson y Diane Keaton fueron fotografiados haciéndolas. La película fue producida por Bob Guccione, dueño de la revista Penthouse, quien quiso llevar a la pantalla las orgías y la perversión de la era de ese sanguinario emperador romano. La película tiene múltiples escenas de 20 o 30 personas teniendo sexo real. Curiosamente, dos de los actores más reputados de Hollywood, Peter O’Toole y Helen Mirren, aceptaron participar en la cinta, aunque fueron los únicos del elenco que no tuvieron relaciones sexuales.

Ninfomaníaca (2013)
Nymphomaniac. Dinamarca.

CHARLOTTE GAINSBOURG. La controvertida película dividida en dos partes, dirigida por Lars Von Trier, es tal vez la única en Netflix con escenas pornográficas hard core. El actor Shia LaBoeuf tiene una escena de sexo real con la actriz Stacy Martin. En la segunda parte de la cinta, Charlotte Gainsbourg participa en una orgía con dos actores negros. La actriz ha dicho que la que participó en esa escena no fue ella sino una doble, pero todos los que han visto este trío aseguran que no es verdad, pues la cámara filma todos los ángulos. La película es aburridísima, pero la expectativa de esas escenas hacen que muchos aguanten hasta el final.

El conejito marrón (2003)
The Brown Bunny. Estados Unidos.

CHLOÉ SEVIGNY Y VINCENT GALLO. El crítico de cine más famoso de Estados Unidos, Roger Ebert, dijo una vez que en su vida había visto 6000 películas y que esta era la peor. Pese a eso pasó a la historia solamente por una escena: unos largos minutos de sexo oral entre Chloé Sevigny y el actor Vincent Gallo. La cosa no era muy escandalosa en términos personales, pues eran novios. Sin embargo, hasta ese momento nunca una actriz que había triunfado en el cine comercial había hecho una escena tan explícita. Muchos creyeron que eso iba a acabar con su carrera, pues lo que los gringos llaman un blow job se practica más en privado que en público. Aun así eso no pasó y hoy en Hollywood es una actriz respetada.

(8 secretos de las escenas de sexo en las películas)

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Un mal polvo según Mabel Moreno

    close
  • Viña Machado

    close
  • Mariana Rodríguez

    close
  • Patricia Castañeda

    close
  • Raya Grishina

    close
MÁS VIDEOS
PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.