A los 20

Es un momento de gran desarrollo hormonal y muscular. Los deportes ideales son los de exigencia y velocidad, como el fútbol o el atletismo.

A los 30

La fortaleza y el metabolismo comienzan a decaer, por lo que son ideales los deportes que incentivan la salud cardiovascular. El ciclismo de montaña es perfecto.

A los 40

Debido a los problemas que aparecen en articulaciones, como las rodillas, los deportes de alto impacto y velocidad se deben realizar con moderación. El tenis o el pilates son beneficiosos.

A los 50

El entrenamiento físico se convierte en una actividad terapéutica. Es necesario evitar rutinas con grandes saltos para prevenir molestias en la columna. La natación es una opción adecuada.

A los 60

Como la calidad de las fibras musculares disminuye considerablemente, lo principal es mantener la movilidad y la elasticidad. El yoga puede ser un gran aliado en esta etapa.

Después de los 70

Es importante conservar la actividad física para fortalecer la circulación sanguínea y la oxigenación corporal, que evitarán problemas de salud propios de la edad. Lo más recomendado es caminar a diario.

Lea también:

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.