La Toti desvelaba a los colombianos con sus encantos desde la época en la que dio el salto sobre la arena caliente, en el legendario comercial de televisión que la impulsó a la fama.

Pero fue en 2003 cuando, además de protagonizar su portada en SoHo, conquistó a los hombres de otras latitudes con su actuación en la película Chasing Papi.

Este fue apenas el inicio de su fructífera carrera en Hollywood, que hoy la ha llevado a ser una de las actrices mejor pagadas de la televisión estadounidense.