chapelet thai

Sexo

Descubre cuál es la técnica sexual llamada el «Chapelet Thai»

Por: SoHo.co

Una práctica ideal para encontrar el punto P masculino

Con tan solo leer el nombre se puede interpretar que no es una práctica convencional. Los expertos se han dividido las hipótesis respecto a donde está el punto P del hombre, unos dicen que solo las manos más hábiles son capaces de encontrarlo, otros aseguran que está justo detrás de la próstata.

De hecho, el concepto se acerca mucho a una técnica que las llamadas ‘prostitutas tailandesas’, expertas en el tema realizan para encontrar justamente este punto tan inusual que ni los hombres saben que lo poseen. La técnica de estas mujeres consiste en introducir durante el coito un rosario anal, es decir, pequeñas bolas en un material especial que tienen un tamaño de 1 a 3 centímetros, que también funcionan para la vagina.

Definitivamente una práctica para los más abiertos de mente. Además, es un concepto especial porque el pronóstico es conseguir uno de los más altos placeres jamás experimentados. Esta técnica es solo para los valientes. Debe dedicarse tiempo y hacerlo con mucha calma.

Para el portal de Cultura Colectiva, el psicólogo sexólogo y terapeuta de pareja Ignasi Piug Rodas, el Chapelet Thai es “aquella práctica que no son habituales en la sociedad y que, por tanto, se apartan del sexo coital con penetración. No tiene nada que ver con que sea bueno o malo”.

Así mismo, explicó que algunas técnicas requieren de cierto nivel de forma física, ya que son complicadas de realizar y no todo el mundo está bien físicamente. Lo que jamás debería ocurrir, es que por querer hacer algo novedoso nos acabemos lesionando”.

Con ello se refiere a que cuando se introducen las bolitas por un hilo en el ano y luego se hace el movimiento de meterlas y sacarlas, se puede lograr estimular el punto P. Su resultado siempre será placentero tanto para los hombres como para las mujeres.

Paso a paso para practicar el Chapelet Thai

1. Masajee repetitivamente y muy despacio el ano

2. Introduzca muy despacio el rosario anal (bolas chinas) hasta el fondo y retírelo de a poco

3. Repita ese ejercicio varias veces

4. Si quiere aumentar el placer, puede decirle a su pareja que lo haga mientras la penetra

Otra de las recomendaciones es dejar de lado los prejuicios y no pensar que se convierte en homosexual, pues es una excelente forma de abrirse al mundo del sexo y sus diversas prácticas. Es una técnica para disfrutar con la pareja. Asegúrese de comprar un material hipoalergénico y disfrute de esta inusual, pero interesante forma de llegar al clímax.

SexoPunto G