Pareja

Sexo

El beso de Singapur, la más reciente práctica sexual que vuelve locos a todos

Por: soho.co

Se practicó durante siglos en países como Tailandia o Japón antes de llegar a Occidente.

16/3/2022

El sexo es una de las actividades más placenteras para hombres y mujeres. Si bien antes era concebida solo para la reproducción del ser humano, las relaciones sexuales han tenido una trasformación a lo largo del tiempo y ahora existen una serie de técnicas con las que hará ver a su pareja estrellas. Una de estas, es el beso de Singapur.

Pero, ¿en qué consiste esta práctica? En primer lugar, su nombre viene de la habilidad de una mujer de este país que podía darle gran placer a los hombres, a través de una serie de ejercicios que consistían en contraer los músculos de su vagina, cuyo origen está relacionado con algunas práctica sexuales del tantra y el Kamasutra.

¿En qué consiste el beso de Singapur?

No es por meterle presión a las mujeres, pero esto dependerá en su totalidad de ellas, pues deberán tener unos músculos pubocoxígeos bastante fuertes. Mejor dicho, que su suelo pélvico esté muy bien tonificado.

¿Y qué hacer para mantener esta parte del cuerpo en forma? Lo mejor es hacer ejercicios Kegel, los cuales podrá realizar en cualquier lugar, pero con una sola recomendación, hacerlos sentado.

Este ejercicio es tan sencillo que, de alguna u otra manera, ya lo ha puesto en práctica de manera inconsciente, pues consiste en hacer el mismo movimiento que se hace cuando intentamos cortar el flujo de orina. Es decir, apriete y afloje en repetidas ocasiones. En un principio, puede hacer 20 repeticiones, 3 veces al día y, poco a poco, aumentar el número.

Pero bueno, volvamos a lo más interesante. En qué consiste esta practica sexual. Para poder llevar a cabo el beso de Singapur, lo mejor será que el hombre esté boca arriba y, mientras el pene está dentro de la vagina, la mujer repita los mismos ejercicios de Kegel, lo cual generará una sensación de succión y un masaje que hará ver estrellas al hombre.

Sin duda, la responsabilidad recae mucho más en la mujer. No obstante, cabe recordar que el sexo es cuestión de mínimo dos personas, por lo que para que esta práctica sea aún más placentera es importante la comunicación y que se incluyan otro tipo de prácticas para que ambos disfruten al máximo.

Sexosexo casualRelaciones sexuales