Masturbación

Sexo

La masturbación analgésica y otras curas del ‘yo con yo’

Por: SoHo.co

Si el arriba y abajo es la única forma que conoce para generar placer, existen muchas otras formas que debería explorar, en este artículo le enseñamos otras formas para llegar al clímax.

El informe Sex Trends 2022, realizado por Lovehoney Group, mostró que dentro de los temas de bienestar sexual más destacados de este año las relaciones éticas no monógamas (ENM) se están robando el protagonismo, esto tiene que ver con la práctica de las parejas de tener relaciones diversas con personas ajenas a su relación. Allí, como una de las prácticas sexuales más beneficiosas está la masturbación como analgésico, que les sirve a las mujeres para controlar los dolores menstruales y a los hombres para aumentar su bienestar.

En ese sentido, si las dinámicas de sexo actuales son grupales, los juguetes sexuales son herramientas interesantes para explorar el máximo placer personal y de otro, que también tiene que ver con la masturbación. Hoy en día ha bajado el tabú y es una rutina de autocuidado que todos deberían practicar.

De acuerdo a estudios de la Sociedad Europea de Urología, la práctica recurrente del sexo con uno mismo tiene beneficios particulares al calcular que masturbarse por lo menos 21 días al mes tiene beneficios importantes como la reducción del riesgo de padecer cáncer de próstata en un 33%.

El informe señala que el ‘yo con yo’ es un analgésico porque está comprobado científicamente que libera hormonas de bienestar y alivia el estrés, porque cuando surge el orgasmo libera en el cuerpo sustancias como la endorfina que es una propiedad analgésica.

La masturbación de manera frecuente tiene otros beneficios que ha documentado la Universidad de Harvard en los últimos años y que son otra razón para romper los mitos o los señalamientos religiosos en su contra. Entre esos efectos positivos están:

–El fortalecimiento del sistema inmunológico.

–La expansión de los pulmones con el aumento de la capacidad pulmonar que genera una mejor respiración.

–Hay mayor actividad circulatoria por lo que el bombeo de sangre llega a todos nuestros órganos de manera perfecta.

–Ayuda a la reducción de dolores en diferentes partes del cuerpo.

-Se disminuyen las probabilidades de padecer infecciones urinarias.

-Es una buena terapia contra el insomnio debido a que al alcanzar orgasmos de manera frecuente, hay relajación en el cuerpo.

Para quienes quieran seguir la práctica de la masturbación de manera recurrente y cumplir la cuota de los 21 días al mes o si se le mide a hacerla de forma diaria, se han identificado siete tipos de masturbación para que las pruebe:

1. Usar las dos manos, primero una y luego otra con cierto ritmo y sin dejar de moverlas.

2. Poner una mano abajo y otra arriba, y dejándolas donde están, moverlas.

3. Entrelazar las dos manos en medio del miembro, con la intención de que haya más presión en la frecuencia del movimiento.

4. La más común, con una mano mover de arriba hacia abajo hasta la base del glande.

5. Cuando el miembro esta flácido, con una mano sujete el cuerpo del pene y situé la otra encima del glande, muévalas hasta que se ‘ponga duro’.

6. Mueva la mano de forma giratoria por el miembro, ya no de arriba a abajo, sino hacia los lados.

7. El conocido ‘parada y arranque’, se trata de la técnica que consiste en que justo cuando el hombre va a alcanzar la eyaculación, se para por completo, cuando la sensación se disuelva, ahí vuelve y reanuda el movimiento y así sucesivamente.

Finalmente, existe un cambio de paradigma sobre el autoplacer, ahora es un acto de bienestar que las parejas pueden disfrutar, es accesible para todos y rompe los estereotipos y prejuicios sociales. Ya no se censura, más bien la invitación es a explorar abiertamente los anhelos y deseos.

Sexorelaciones