La veremos pronto en Colombia, ¿que significa para usted tocar en su país?

Es un gran honor porque mis papás, que están viviendo en Colombia, todavía no me han visto en vivo. Va a ser muy divertido estar con ellos haciendo un show por fin. Siempre que regreso quiero hacer una presentación, pero no había encontrado el momento adecuado, the right situation, you know? También voy a hacer mi primer show en Medellín como headline, como dos días antes del Estéreo Picnic, pero todavía no está announced.

¿Por qué se fue del país a los 7 años?

Nos vinimos a Estados Unidos por cosas personales de mi familia. Luego casi todos regresaron y yo me quedé. Cada año voy a Colombia a verlos y celebrar Navidades y fechas así.

¿Cómo fue crecer entre esos dos mundos?

Todavía pienso que I’m very lucky, afortunada. Porque tuve muchas oportunidades al ir a la escuela a la que fui en Virginia, en donde pude aprender a manejar cámaras y equipos, y tenían programas de arte muy buenos. Y al mismo tiempo tener ese otro mundo en Colombia. Sentía que tenía dos casas. Estoy orgullosa y feliz por eso. Siempre me sentí como “tengo mi propio mundo en Colombia”. Igual, cuando me sentía mal en Colombia, decía “oh, pues tengo mi otro mundo en Estados Unidos”, je, je.

¿Cómo influyó eso en su arte?

Creo que encontré inspiración en muchas cosas diferentes. La escuela en la que crecí es conocida como una de las más diversas en todo Estados Unidos. Estuve rodeada de personas de culturas muy diferentes tanto acá como en Colombia.

Quizá eso se ve reflejado en el hecho de que se sienta cómoda en géneros tan diferentes, desde blues hasta reguetón…

No tengo un género, soy multidimensional, I can do different things, I can transform myself, you know what I mean? Creo que por eso puedo trabajar con todos, porque sé de dónde vienen.

¿Qué música escuchaba de niña en casa de sus padres?

Leo Dan, Camilo Sesto, muchas baladas románticas, cumbia colombiana. Por eso me gusta tanto la música vieja, retro. Nunca me gustó la moderna; cuando escuchaba en la radio la música de mis papás, o de mi abuelita, o de mi tía, pensaba que las canciones de antes tenían más pasión.

En esta época de The Voice, de artistas prefabricados, ¿cómo es que logró triunfar abriéndose paso sola?

No he llegado tan lejos, pero sí estoy muy lejos de donde empecé. Sabes, mi familia no es de la industria, somos de Pereira, entonces para mí fue muy raro cuando la gente de Hollywood me escribía para decirme que querían trabajar conmigo (musicalizó comerciales de American Horror History), o la gente grande que quería que hiciera colaboraciones con ellos. Fue muy raro, porque cuando empecé a hacer música solo estaba jugando, era como mi therapy, me sentía feliz cuando estaba creando algo. Pero nunca fui la niña que se creía cantante, nunca les dije a mis papás que si podían meterme en un coro o ponerme profesores de canto. Solo me gustó jugar con el arte y hacer cosas que me ponían feliz. There was nothing else for me to do.

¿De dónde sale esa especie de personaje súper sexy que es Kali Uchis?

Pues no sé, porque la verdad cuando era niña estuve rodeada más de hombres, de mi papá y mi hermano, entonces nunca fui muy femenina en mi adolescencia. Tengo una tía que siempre me decía: “Ay, mija, por qué no te arreglas”, je, je. Yo siempre me estaba escondiendo detrás de ropa grande, no quería que los hombres me miraran, me daba pena. Pero no sé, un día crecí y caí en cuenta de mi lado femenino. Y la verdad creo que tengo bastante de esta energía.

Sin duda…

Pero no es algo que haya pensado hacer… O, ¿sabes qué era? Me desarrollé tarde, fui una late bloomer, entonces no me convertí en mujer sino muy tarde, very late, you know? Como a los 17, je, je. Y descubrí que es muy divertido ser una mujer.

En Estéreo Picnic se va a encontrar con muchos amigos con los que ha colaborado. Van a estar Gorillaz, Lana del Rey, Tyler, The Creator… ¿tiene pensado hacer alguna colaboración en vivo?

Ehh... sí, puede ser.

¿Con Gorillaz quizá? No sería la primera vez.

Maybe, je, je.

Este año va a estar también en Coachella. ¿Cree que Estéreo Picnic ya está a la altura de los grandes festivales del mundo?

Sí creo. Todos los artistas que van a Estéreo Picnic son muy importantes y estoy orgullosa de Colombia por ese festival, pues toda la gente lo conoce. En Hollywood y en Los Ángeles hablan de él como algo grande. Esta es mi primera vez y todavía no sé, but I think it is a big deal.

También debería leer:

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.