Hubo un tiempo en el que el porno no era la omnipresente aplanadora comercial que es hoy en día y Times Square, en Nueva York, no era una meca del turismo, sino un enjambre de prostitutas, proxenetas y jíbaros. Es en ese lugar y en esa época, a comienzos de los años setenta, que tiene lugar The Deuce, la serie de HBO que está arrasando con la crítica. (Las series más maratoneadas de Netflix)

La cámara va de las calles sucias y peligrosas de Manhattan a los hoteluchos donde las prostitutas llevaban a sus clientes. De los cinemas decrépitos en los que transcurrían encuentros sexuales clandestinos –con porno de mala factura como telón de fondo, por supuesto– a la estación de policía donde agentes corruptos se aprovechaban del caos generalizado.

En ese contexto los hermanos Martino, gemelos idénticos interpretados magistralmente por James Franco, se alían con un mafioso para montar un sitio de ‘masajes’. Al mismo tiempo Candy, una prostituta veterana y triste, descubre un vacío jurídico que legaliza la subterránea industria pornográfica. Estos personajes, tomados de la vida real, están detrás de la explosión de un negocio que en la década de los ochenta pasó a ser legal, en los noventa comenzó a crecer y hoy ya es parte de la cultura popular. (Las series de televisión con más sexo (y no son Game of Thrones))

Detrás del éxito de The Deuce está David Simon, conocido también por ser el creador de la que muchos especialistas consideran la mejor serie de todos los tiempos… no, no es la que usted está pensando.

SoHo le explica:
The Deuce era como se conocía a la zona de Manhattan que comprendía Times Square y el distrito de los teatros. Una zona decadente que no tiene nada que ver con lo que existe hoy en día.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.