Los planes

Antes las personas que querían enfiestarse no tenían muchas opciones: ir a una discoteca o armar plan en una casa. Los millennials, por su lado, tienen muchísimas más alternativas. Para empezar, la fiesta para ellos ya no es exclusiva del reino de la noche. Es más, muchas veces empiezan desde el desayuno. Hay un montón de sitios para hacer brunch con mimosas ilimitadas y DJ que, así sea domingo, prenden el ambiente desde temprano.

También están las ‘tardeadas’, que tienen lugar en sitios preferiblemente abiertos y en donde se van calentando motores. Los rooftops son ideales para ese fin —aunque no lo crea, no son exclusivos de Londres o Nueva York, en Colombia existen en varias ciudades—. Por lo general están en los últimos pisos de hoteles y tienen vistas privilegiadas. La idea es tomarse unos cocteles ahí y luego irse a bailar. También están los speakeasy, sitios inspirados en los bares ilegales que existieron durante la ley seca en Estados Unidos. Son mucho más tranquilos, pero con muy buen ambiente para tomarse algo y charlar con los amigos antes de la fiesta dura.

Las discotecas también han cambiado. Ya no quedan en sitios encerrados ni oscuros, sino que tienen varios tipos de ambientes. Muchos ofrecen tapas y cocteles, porque la idea no es que se pegue una rasca brava, sino que pase un buen rato. Pero eso no es todo. Los after parties ya no se hacen en casas ni lugares clandestinos sino en sitios que tienen permiso para abrir hasta altas horas de la madrugada.

Y obviamente la fiesta no es solo en la ciudad. Armar asados a las afueras o irse a una finca de un día a otro también es muy común. De hecho, si algo identifica a esta generación es que le fascina viajar y probar cosas nuevas todo el tiempo.

El parche

Como en cada generación, existen los combos de amigos y en todos hay un tipo de persona recurrente. Está el que convoca, ese que pregunta en todos los grupos de WhatsApp “¿qué hay pa’ hacer?”. Luego está el que anda enterado de todos los planes y los sitios nuevos. Tampoco falta el que ‘se pone la 10’ y presta su casa, llama al sitio a hacer reserva o el que cuadra la van para que los recoja a todos. Por supuesto hay uno que se hace el loco cuando llega la cuenta o cuando hay que poner para la vaca, pero con tantas aplicaciones bancarias cada vez le queda más difícil no pagar. 

El trago

Atrás quedaron los días de tomar trago barato hasta perder la conciencia. A los millennials también les gusta el alcohol, pero que les sepa rico. Aprendieron a tomar whisky y es un trago que siempre verá en sus rumbas. Y aunque se lo toman puro o en las rocas, también lo utilizan para sus cocteles porque son equilibrados y de muy buen sabor. Un ejemplo perfecto —lo toman todo el tiempo— es el Johnnie Ginger, un coctel que mezcla Johnnie Walker Red Label con ginger y que beben granizado. Así de fácil e ideal para tomar toda la noche sin remordimientos.

Diccionario generacional

Si no termina de entender esta generación, conocer estas palabras (en inglés la mayoría) puede serle muy útil.

Bae: se pronuncia “bei” y es la forma corta para decir babe. Por lo general, hace referencia a un amigo o al novio.

BTW: son las siglas del anglicismo By The Way (“por cierto” o “a propósito”).

Johnnie Ginger: No, no es un amigo pelirrojo que se llama John. Es el coctel que más toman. Mezcla Johnnie Walker Red Label con ginger o gaseosa de jengibre.

Lit: puede hacer referencia a que algo es muy cool o la abreviación de “literal”.

Me dejó en visto: si manda un mensaje por WhatsApp y los dos chulos del mensaje están en azul pero no le responden es que lo están ignorando. También le dicen “me dejó en azul” o “me dejó en read”.

Netflix n’ chill: sí, ver Netflix es una acción para los millennials. Eso sí, puede tener dos significados: echarse a ver series relajado o irse a “peliculear”.

Peinar: cuando un millennial dice “me peinaron”, lo que quiere decir es que “le dieron sopa y seco”.

Stalkear: es la acción de investigar, como si fuera del FBI, en redes sociales ajenas. Viene de la palabra en inglés stalk (acosar).

TBT: son las siglas de Throwback Thursday y por lo general se escribe en hashtag (#) para subir una foto vieja (vieja para ellos puede ser de la semana pasada o la foto de recién nacidos).

YOLO: son las siglas de You Only Live Once (algo así como “solo se vive una vez”).

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.