Jaguar E - Type 1966 Vendido en 274.000 dólares

Para muchos expertos y coleccionistas, este modelo de Jaguar ocupa el primer lugar en el escalafón de los carros más lindos jamás creados. Fue introducido en 1961 pero aún deslumbra gracias a su diseño único y deportivo. Es tan admirado que el MoMA de Nueva York tiene uno en exhibición. Incluso, hace un tiempo, en un granero inglés, apareció un ejemplar de 1964 abandonado y oxidado, el cual fue comprado por más de 100.000 dólares. El Jaguar vendido recientemente tiene asientos de cuero rojo y todas las piezas originales. Acaba de salir de un riguroso tratamiento en el taller, donde fue reparado el motor, de 4,2 litros, y mejorado el sistema hidráulico y de suspensión, para una conducción más suave y compacta.

Ferrari 330 GTS Pininfarina 1967, vendido en 2‘012.500 dólares

Ferrari 330 GTS Pininfarina 1967Vendido en 2’012.500 dólares

Cuando Enzo Ferrari quería crear algo realmente singular, ponía a trabajar a su mejor hombre, el aclamado diseñador italiano Sergio Pininfarina, artífice de esta joya que combinó a la perfección varios elementos de modelos anteriores del fabricante. El resultado fue un convertible que personifica la gracia, el estilo y la velocidad digna del Cavallino Rampante. Apenas se hicieron cien unidades, debido a sus materiales únicos, como los siete tipos de madera en el interior. Este solamente ha recorrido 33.750 kilómetros y, hace unos años, podía valer unos 500.000 dólares. En enero se vendió por cuatro veces más.

Porsche 356 Speedster 1958, vendido en 350.000 dólares

Porsche 356 Speedster 1958Vendido en 350.000 dólares

Como pasó con el BMW 507 Roadster 1958, Max Hoffman le solicitó a Porsche que pensara en un carro dedicado al público americano, especialmente de la costa oeste. Así, a mediados de los años cincuenta, nació el Speedster, que fue por algún tiempo el más liviano y económico de la casa. Tenía una carrocería principalmente de aluminio, apenas dos puestos y no muchos accesorios. Aunque por sus características no fue pensado para ello, muchos modelos exitosos de competencia replicaron su diseño. Después de ser restaurada por daños en la pintura, las llantas y prácticamente todo el interior, esta máquina quedó como nueva.

Shelby 289 Cobra 1963, vendido en 875.000 dólares

Shelby 289 Cobra 1963Vendido en 875.000 dólares

El aclamado piloto estadounidense Carroll Shelby ya tenía reputación por sus victorias en las carreras. No obstante, buscaba algo más, así que se propuso darle origen al auténtico deportivo americano y logró persuadir a Ford para lograrlo. El resultado no pudo ser mejor: los modelos Cobra, con un diseño atrevido y novedoso, además de poseer un poderoso motor V8, se convirtieron en la sensación, aún en podios de carreras de renombre como las 24 horas de Le Mans, en las que alcanzaron los 100 kilómetros por hora en apenas 5,8 segundos. Este ejemplar fue ordenado exclusivamente para aparecer en exhibiciones de la compañía, pero en 1967 fue vendido a un canadiense de sobrenombre Jay Walker, quien lo puso a correr en la Nascar.

BMW 507 Roadster 1958, vendido en 2‘175.000 dólares

BMW 507 Roadster 1958Vendido en 2’175.000 dólares

La necesidad de estar a la par con la competencia y de introducir en el mercado americano un deportivo más moderno, llevó a la invención de este icónico modelo que contó con la minuciosa asesoría del famoso importador Max Hoffman y que todavía inspira productos insignia de BMW, como el popular Z8. Por los años 1950, la fabricación de marcas europeas era limitada en Estados Unidos y, por eso, eran escasos. Esta referencia, fabricada a mano, no fue la excepción y apenas existen 252 autos, los cuales llegaron a costar 11.000 dólares cada uno, una cifra muy alta en su tiempo. El carro subastado en Arizona, reparado constantemente y en condiciones óptimas perteneció, entre otros, a Rick Thompson, vicepresidente de Microsoft durante 22 años.

Porsche 911 Carrera RS 1973, vendido en 520.000 dólares

Porsche 911 Carrera RS 1973Vendido en 520.000 dólares

No hay duda de que el clásico 911 es el más emblemático de los Porsche, y que, para muchos, es el mejor de estilo sport. El particular modelo, sin embargo, ostenta rarezas que lo hacen escaso y costoso en el ámbito de los coleccionables. Es tan solo uno de 42 en el mundo con este tipo de pintura y acabados. Tiene un techo descapotable electrónico, alerón trasero y rines deportivos mejorados para más velocidad. Adentro, tiene las medidas solicitadas por su primer dueño, radio de alta frecuencia y un apoyacabeza ajustable. El motor fue refaccionado varias veces y tan solo tenía 80.000 kilómetros de uso.

Limusina Rolls Royce Phantom V 1967, vendido en 445.000 dólares

Limusina Rolls Royce Phantom V 1967 Vendido en 445.000 dólares

La inglesa Rolls Royce siempre se ha destacado por su finura y alto nivel de detalles. Por eso, muchos monarcas, presidentes y millonarios les solicitaron carros a la medida. Esta limusina fue ordenada por Nicolae Ceausescu, el dictador comunista de Rumania entre 1974 y 1989. En 1975, transportó a la reina Isabel de Inglaterra en su visita a Bermuda y ocho años luego en las islas Caimán. Es tal su nivel de depuración, que el asiento trasero puede elevarse o bajarse para adaptarse a la altura de los pasajeros, tiene un bar de cocteles y un gabinete de entretenimiento con televisor, luces fluorescentes para recorridos nocturnos y hasta un enfriador de vino. Con la excepción de un retoque de pintura, este llegó a la venta intacto.

Lexus LFA Nürburgring Package 2012Vendido en 885.000 dólares

Fue uno de los menos antiguos que se subastó pero, por obra de su rareza y escasa producción, puede ser considerado un clásico. Fue creado por la japonesa Lexus, en honor a las tres victorias seguidas que consiguió en las 24 horas de Nürburgring, Alemania. Apenas se crearon cincuenta unidades, que fueron vendidas por pedido explícito de clientes fieles a la alta gama. Visualmente, es una versión deportiva del popular LFA, con un alerón trasero más grande y entradas adicionales de aire, para una mejor aerodinámica. En términos de potencia, cuenta con un enorme motor V10 de 4,8 litros, que produce hasta 562 caballos de potencia y se derivó directamente de los autos de Lexus para la Fórmula Uno. Esta unidad, que no ha sufrido modificaciones, apenas tenía 87 kilómetros de uso y su nuevo dueño la recibió con la carta original de entrega, firmada por el presidente de la compañía cuando fue adquirido por primera vez.

Chevrolet Corvette 1953Vendido en 315.000 dólares

El Corvette ya forma parte de los legendarios de Chevrolet, pero lo que pocos saben es que nació casi que por accidente. Fue creado para atraer a los clientes en ferias y showrooms. Por eso, los acabados eran mínimos y su principal material era una fibra de vidrio no muy fuerte. El auto rematado es de los primeros 300 que se produjeron en 1953, año del debut de este modelo, entre los cuales sobresale como el de menor recorrido: solo 9600 kilómetros. Tuvo que ser restaurado por expertos de la marca, ya que estuvo olvidado por varios años.

Aston Martin DB6 Vantage 1966Vendido en 480.000 dólares

Aston Martin, también de Inglaterra, rara vez ha producido un carro con el volante en el lado izquierdo y para la muestra este, que corresponde a uno de ocho tipos que fueron concebidos específicamente para el consumidor estadounidense. Los DB son recordados por sus múltiples apariciones en las películas de James Bond, dada su elegancia y velocidad. El de la reciente subasta no solo conserva su motor de fábrica, recompuesto varias veces, sino que sus asientos, tapetes, vidrios y demás elementos son genuinos.