Faloplastia: cuando el tamaño realmente importa

Actualidad

Faloplastia: cuando el tamaño realmente importa

Por: María Fernanda Orjuela

La cirugía para alargar y engrosar el pene se está convirtiendo en una alternativa para hombres que no quieren pasar penas. Los detalles y un testimonio de la intervención quirúrgica para tener más centímetros de placer, traducidos en mejores relaciones sexuales.

¿Es mejor pequeño y juguetón que grande y dormilón? Para los hombres que no se sienten conformes con el tamaño de su pene hay una alternativa quirúrgica que es la faloplastia, que puede quitarles complejos o inseguridades por “tenerlo chiquito”, esa expresión jocosa que para muchos se convierte en una tortura.

Una de las preguntas que más se hacen mujeres y hombres en el contexto sexual es si el tamaño importa y aunque hay personas que opinan que es más relevante el desempeño, los movimientos y la conexión, hay otros que no dejan de sentirse acomplejados e inseguros por esos centímetros que les faltan.

Es normal que así como las mujeres se quieren quitar, poner, aumentar senos o cola, existan hombres que al no estar satisfechos con algo lo quieran cambiar. En este caso, si hablamos de procedimientos estéticos en partes íntimas, así como hay mujeres que se hacen cirugías que supuestamente les devuelve la virginidad, hay sujetos que desean tener más grande su pene, principalmente para sentirse mejor con ellos mismos, suponiendo que dan más placer.

¿Cómo engrosar o alargar su pene?

En el campo estético se han generado todo tipo de procedimientos para ayudar a los hombres con ciertos aspectos físicos. Según el cirujano plástico, estético y reconstructivo, Marco Antonio Salazar, la cirugía de alargamiento de pene o Faloplastia de Alargamiento tiene como objetivo aumentar la longitud del órgano genital masculino actuando sobre el ligamento suspensorio del pene, que es el que “sujeta” el pene desde el hueso púbico hasta su parte interna que es la que se introduce en la región pélvica.

“Soy cirujano plástico desde hace 16 años, he hecho demasiadas faloplastias en su mayoría con grasa, pero desde hace 6 años venimos realizándolas con las mejores técnicas. Desde ese entonces, hemos intervenido más de 100 hombres y el porcentaje de satisfacción es superior al 80 %”, expresó Salazar en diálogo con SoHo.

La faloplastia de alargamiento se puede realizar mediante una cirugía que consiste en cortar parcialmente el ligamento suspensorio del pene y así alargar unos centímetros, aproximadamente entre 1 o 2 cm.

Por su parte, en la intervención para engrosar, existen las técnicas de rellenos con ácido hialurónico o grasa, así como matrices dérmicas.

  • Rellenos con ácido: se pueden hacer en el cuerpo del pene o en ciertas partes del miembro como el glande, para aumentar su tamaño o en otras zonas en las que hay curvatura, por ejemplo.
  • Grasa: con esta opción se puede obtener de 2 a 5 cm adicionales en el diámetro del pene. No es simplemente extraer grasa e inyectarla, porque pueden quedar grumos o quedar zonas irregulares, lo importante es utilizar una muy buena técnica para que quede muy prolijo y que no queden turupes.
  • Matriz dérmica: es uno de los procedimientos más novedosos y que muy pocos expertos usan en Colombia. En el caso de Renovarte, que es el centro de cirugía plástica, estética y láser en el que labora Salazar, esta opción la hace de la mano del urólogo Gustavo Salazar. De acuerdo con estos expertos, esta combinación es muy importante para lograr no solo algo estético, sino preservar la funcionalidad del pene, para que la sexualidad no se vea afectada y que no haya algún tipo de sensibilidad.

En resumen, con esta cirugía se puede alargar la parte íntima del hombre de 1 a 2 cm y el engrosamiento depende de la técnica que se use, pero en promedio se puede aumentar entre 2 hasta 5 centímetros.

Cabe mencionar que de acuerdo con Ignacio Francisco Sanza, especialista en cirugía íntima masculina, la principal motivación para los individuos que se intervienen es la vergüenza que dicen sentir por tener un pene pequeño, no únicamente de cara a ellos, sino también con sus posibles parejas y a nivel estético por las comparaciones en lugares cotidianos como el gimnasio, cuando se está en ropa interior o en pantalonetas de baño con los amigos.

Es relevante resaltar que cualquier hombre se puede someter a la faloplastia, no se requiere tener ciertas características, no hay tamaño mínimo o máximo.

Los precios de esta cirugía claramente varían dependiendo de las características del paciente y del método que escoja de los anteriormente mencionados, sin embargo, el costo de someterse a un engrosamiento y alargamiento oscila entre los $ 12 500 000 hasta $ 23 000 000 millones de pesos.

¿Qué tanto duele el procedimiento y cómo es su recuperación?

Teniendo en cuenta que la intervención se hace con anestesia local y sedación o en algunos casos depende del paciente, se puede recurrir alguna anestesia regional o raquídea, similar a la que utilizan en los embarazos, el paciente no va a tener molestias o dolor cuando se realice.

En el postoperatorio de inmediato hay inflamación, el dolor es soportable y se puede controlar con analgésicos. Lo que sí puede molestar son los puntos entre la piel del prepucio y la cabeza del pene. Cuando el paciente tiene erecciones sienten un tipo de jalón, pero esa sensación puede durar de 6 a 7 días.

Es una recuperación relativamente sencilla, se produce una inflamación normal por lo que recomiendan poner hielo en la zona genital. Es una recuperación con poca incapacidad de 4 a 5 días en reposo, pero, por ejemplo, personas que estén trabajando desde el computador o con algo administrativo pueden seguir con sus labores normalmente.

Lo más importante es evitar las relaciones sexuales durante por lo menos de 4 a 5 semanas, dependiendo de la evolución de cada caso.

Es fundamental que estos procedimientos se hagan por personal idóneo y capacitado. Deben hacerse todos los protocolos ideales antes y después de la intervención y que claramente el paciente se sienta bien.

Aunque en Latinoamérica no son tan comunes y populares este tipo de intervenciones y son muy pocos los que tienen la experiencia para poder hacerla, en Europa, Estados Unidos y sobre todo en Corea son muy populares.

Por ejemplo, en Estados Unidos, este procedimiento se hace más de 20 mil veces al año, mientras que en Colombia, no son muchos los hombres que se atreven a hacérsela, aunque de acuerdo con algunos cirujanos plásticos, Medellín es la ciudad que registra más casos.

Salazar explicó que esto puede ver con su condición racial. “Generalmente, los asiáticos, sobre todo los coreanos, por su genética tienen el pene de menor tamaño en promedio de otras poblaciones. Por lo que han tenido un desarrollo enorme en todo este tipo de procedimientos”, aseguró.

De acuerdo con Durex, estos serían los tamaños promedio del pene en algunos lugares del mundo:

  • Colombia: 17.00 cms
  • Ecuador: 17.5 cms
  • Brasil: 16.0 cms
  • Argentina: 14.7 cms
  • Francia: 14.5 cms
  • España: 14.0 cms
  • Corea del Norte: 9.6 cms

Faloplastia para mejorar la autoestima y el placer

Getty Images

Un hombre, a quien llamaremos Andrés porque no quiere revelar su identidad, confesó las razones por las que quiso hacerse el alargamiento y engrosamiento, qué tan difícil fue la recuperación y cómo se ha sentido después de la intervención.

Él tiene 35 años y estaba cansado de compararse con amigos y que mujeres a veces lo hicieran sentir mal por su tamaño entre las piernas. Así que con el objetivo de mejorar la percepción que tenía de sí mismo, tomó la decisión de alargar y engrosar su miembro para mejorar la vida sexual y tener una mejor percepción de sí mismo.

¿Por qué decidió operarse?

Tenía las ganas de más. Es algo que en el género femenino es muy común, ponerse más, quitarse esto y lo otro, entonces ¿por qué nosotros no? Me apetecía, investigué un poco, tenía el dinero y me lancé a mejorar eso que me acomplejaba.

Ahora me veo y me siento estupendo, yo no iba con un objetivo específico hablando de centímetros, mi única meta era más, de donde fuera. Y es que en realidad todo eso que venden en internet, que cremas alargadoras, que herramientas para ejercitar el miembro no sirve de nada. Yo soy muy impaciente y por eso fue que usé estos elementos, pero cuando vi que no funcionaba, pues quise hacerme la faloplastia. Me haría la cirugía mil veces más, pero, pues, claramente no se puede.

¿Habla abiertamente del procedimiento que se hizo?

En el mundo esto sigue siendo un tema muy tabú. De mis amigos muy pocos lo saben, así como hay unos con los que hay confianza, hay otros que son muy varoniles, muy egocéntricos, entonces prefiero evitar momentos incómodos. Recomendaría hacérsela, hay que desestigmatizar el tema, es como cualquier otra cirugía estética como ponerse cola, hacerse la lipoplastia, la bichectomía, lo que sea.

¿Cómo fue el proceso de recuperación?

Tuve molestias unas semanas, como 3 aproximadamente. Estaba sensible, cuando tenía erecciones me dolía, me salieron hematomas en el estómago pero nada alarmante. Fui muy juicioso a los controles, no me molestaban los puntos y me aguanté a tener relaciones todo un mes y aunque fue difícil, todo valió la pena.

¿Cómo fue su primera relación sexual?

Yo digo que ese día fue como si me hubieran quitado la virginidad (risas) Y que fue un regalo para mi pareja de ese momento. Digamos que antes de someterme al procedimiento mi vida sexual era buena, no había nada malo, pero a veces sentía que mi mujer disfrutaba más por ejemplo con juguetes sexuales que conmigo.

Esa vez todo fue mejor, me sentía como un Dios, más confiado pero un poco nervioso. Sin embargo, ambos sentimos un cambio, claro. Más largo, mejor la penetración, todo estuvo perfecto. Tampoco es algo que haya cambiado mi vida, en cierto aspecto era algo que me tenía preocupado y ahora en algún punto soy más relajado y feliz.

Para mí era incómodo, sobre todo cuando comenzaba a conocer a alguien nuevo, sobre todo cuando sabía que debía dar el paso a la intimidad. Ahora que tengo sexo estoy mucho más a gusto, antes me mataba la cabeza con el tema, ya no. Ya puedo andar desnudo y no me da pena, soy más seguro de mí mismo.

Penepenes pequeñosCirugía de peneHombres