Fuerte confesión del actor porno que grabó 900 películas y se convirtió en pastor

Actualidad

Fuerte confesión del actor porno que grabó 900 películas y se convirtió en pastor

Por: soho.co

Actualmente se dedica a predicar su religión y a difundir las consecuencias del cine xxx.

Durante seis años, Joshua Broome, más conocido en el cine para adultos como Rocco Reed, se dedicó a la pornografía. Durante este tiempo ganó millones de dólares y grabó cerca de 900 películas xxx.

El actor nació en 1983, en Carolina del Norte, Estados Unidos. A sus 23 años cuando trabajaba como camarero, conoció a un grupo de mujeres que lo convencieron de que le iría muy bien en esta industria, así que grabó su primera escena. Desde entonces y con el argumento de que era lo que más se acercaba a su sueño de ser estrella de Hollywood, comenzó a hacer diferentes proyectos.

Con el paso del tiempo su popularidad y reconocimiento fue creciendo, sin embargo, cuando tenía 29 años su salud mental comenzó a verse afectada. En una entrevista con Fox News, Broome aseguró que todos los días sentía que su vida no tenía sentido.

" Gané más de un millón de dólares. Viajé a todas partes a las que quería ir. Tuve todo el sexo que pude haber imaginado. Pero una vez que lo tuve todo, mi vida se desmoronó, porque amplificó la tristeza y el vacío que siempre sentí en mi interior”, expresó.

Lo que lo llevó a tomar la decisión de retirarse de ese mundo, fue que un cajero lo llamó por su nombre real. Este acontecimiento lo impactó tanto que añoraba tener su vida de antes, por lo que regresó a su casa para llamar a su manager a avisarle que iba a renunciar.

Al regresar a su ciudad natal junto a sus padres, comenzó ir al gimnasio porque había caído en depresión y necesitaba una actividad para mantenerse activo y distraído.

Su acercamiento al cristianismo surgió al conocer a su actual esposa, a quien después de un tiempo le confesó su pasado como actor porno. La mujer no dudó dos veces en ayudarlo a salir adelante y en cuestión de meses se convirtieron en una familia.

Desde ese entonces, el hombre que asegura que más de 30 modelos porno se suicidan al año, se convirtió en pastor de una iglesia cristiana y actualmente se dedica a predicar su religión. Además, es muy activo en redes sociales donde difunde mensajes de precaución sobre la industria porno y sus afectos en la salud mental.

Pornografíacine pornoActor pornoSexo