Security officer watching cloud blocks forming face in sky

Tecnología

¿Robots vs. humanos? Los miedos que genera la inteligencia artificial

Por: Laura Ramírez Castañeda

La inteligencia artificial es uno de los conceptos más usados en la actualidad, pues casi todo tiene un sistema de IA, pero ¿qué tan seguro es un robot que hace lo que un humano? ¿Es posible que las maquinas destruyan a la humanidad?

Una de las peores pesadillas de los seres humanos, retratada en películas de ciencia ficción, se hizo realidad durante una partida de ajedrez en Moscú. Durante una demostración, un robot le partió un dedo a un niño, al parecer en “señal de defensa” porque estaba jugando muy rápido: el temor de las máquinas yéndose contra los hombres.

La “amenaza robótica” que genera cuestionamientos sobre el futuro de la tecnología enfrentada a los seres humanos no solo se quedó en el episodio de Rusia. Recientemente Blake Lemoine, ingeniero de Google, aseguró que una inteligencia artificial de la compañía tiene conciencia propia y es “una máquina sintiente y pensante”.

Se trata de LaMDA (Language Model for Dialogue Applications, modelo de lenguaje para aplicaciones de diálogo en español), que según explicó Juan Carlos Jaramillo, ingeniero de sistemas con especialización y maestría en seguridad informática en dialogo con SoHo, es un sistema que está alojado en la nube y está lleno de toda la información que hay en Internet y la procesa para autoentrenarse y ser más eficiente.

Tal como han explicado otros expertos también no se trata de otra cosa que una máquina capaz de almacenar y procesar todo tipo de datos para cuando se le pida o se le envíe una orden, encuentre rápidamente lo que necesita y lo repita, casi como un loro.

Lo que ocurre de novedoso con LaMDA, es que su objetivo es procesar el lenguaje y hacerlo ver más natural para que el usuario no siente que está hablando con un robot, sino que lo siente más casual como si se tratara de una conversación con otra persona. Fue esa la razón por la que el ingeniero alertó al mundo asegurando que la máquina adquirió conciencia propia, porque se sintió fuera de su zona de control conversando con una máquina que cumplió su objetivo: ser un cerebro.

En el caso del robot poco amistoso con los niños, hubo explicaciones de un azarado presidente de la Federación de Ajedrez de Moscú. “Alquilamos el robot, que ha sido expuesto en muchos lugares durante mucho tiempo, con especialistas. Al parecer, los operarios no lo vigilaron bien. El niño hizo un movimiento y entonces el robot debería haber tenido tiempo de responder, pero el niño se precipitó y el robot lo agarró. No tenemos nada que ver con el robot”, aseguró Sergei Lazarev.

AI, Machine learning, Hands of robot and human touching on big data network connection background, Science and artificial intelligence technology, innovation and futuristic.

¿Qué es la inteligencia artificial?

Juan Carlos Jaramillo es ingeniero de sistemas con especialización y maestría en seguridad informática y desde 1994 trabaja con sistemas de inteligencia artificial en Colombia. En ese entonces en el país no se hablaba de Inteligencia Artificial (IA), ya que se trataba más bien a nivel académico, pero cuando se empezó a desarrollar la materia se lanzaron al desarrollo con “sistemas expertos y redes neurales que se encargaban del reconocimiento de patrones”.

Con 30 años de experiencia, Jaramillo le explicó que “la inteligencia artificial no es algo nuevo, es algo que viene desde hace mucho tiempo inclusive desde la era antigua, cuando existían los autómatas. Con estos hacían hasta obras de teatro, incluso los antiguos griegos también mencionaban algo de ello. Se volvió más riguroso en los años 50, posterior a la Segunda Guerra Mundial con los estudios iniciales de Alan Turing, cuando desarrolló ‘bomba’ la máquina para romper el código Enigma. Él creía que podría llegar a una máquina general que más adelante convirtió en el computador de procesamiento general, él pensaba que en algún momento las máquinas podrían llegar a pensar”.

Aunque eran épocas muy diferentes, Alan Turing marcó un precedente en la ingeniería, pues logró lo que muchos creían imposible que fue desarrollar un sistema que descifrará uno de los lenguajes más complejos con el que se comunicaban los alemanes durante la guerra.

Por otro lado, el experto explicó que la inteligencia artificial no es una sola y por eso es tan compleja, ya que hay varios tipos de IA. Según el ingeniero la más común es “la inteligencia artificial débil”, que es la que es entrenada para ciertas tareas en específico y es la que se encarga de desarrollar acciones más concretas y repetitivas, como por ejemplo los asistentes personales como Siri, Alexa, los vehículos autónomos, los chatbots y los sistemas de reconocimiento facial.

“Esa inteligencia artificial le pones un conjunto de datos de ejemplo y la entrenas para que ejecute más tareas”, destaca Jaramillo. Sin embargo, menciona que hay otro tipo de inteligencia artificial que no ha sido muy desarrollada, ya que es la que puede ser capaz de desarrollar y aprender cualquier actividad cognitiva del ser humano, siendo casi capaz de pensar y analizar como una persona.

Sobre esta que es llamada la “inteligencia artificial fuerte o inteligencia artificial general” se han desarrollado varias, de hecho mucho de esta es lo que nos aterra porque con esta que se han creado historias de ficción como la de Ex-Máquina, una película que se estrenó en 2014 y que muestra cómo una IA logra manipular a un humano para poder ser libre e incluso asesina a su creador; sin embargo, el especialista que consultamos cree que todavía estamos lejos de desarrollarla al 100 %, por lo que no habría de que preocuparse, por ahora.

¿Las máquinas podrían dominar el mundo y destruir a la humanidad?

Aunque cada vez que consideramos la posibilidad de que una máquina pueda ser capaz de pensar como la mente humana entramos en pánico porque estas podrían dominarnos, la realidad es que esto puede no llegar a pasar en la vida real, pero no se descarta la posibilidad en mínimo 100 años cuando las máquinas sí podrían declararse sintientes.

La IA es un sistema programado para ejecutar funciones específicas, incluso la que es capaz de desarrollar un “consciencia” y pensar como el ser humano, pero sigue siendo una máquina programada por humanos con los errores que pueden cometer los humanos. En teoría no se “rebelaría” a menos de que tenga intenciones peligrosas desde la programación.

De acuerdo con las explicaciones, el verdadero peligro de la inteligencia artificial radica en eso, en la manipulación que pueda tener. “Lo que preocupa ahora es que una inteligencia artificial esté en malas manos como en las de un dictador, por ejemplo, que pueda llegar a manipular armas totalmente autónomas para su propio beneficio, entonces por ahora más que una máquina nos controle más fácil se puede dar que una persona controle una serie de inteligencias artificiales que puedan hacer daño”, destaca Jaramillo.

Y parafraseando a Stephen Hawking, el experto concluye que el peligro real de la inteligencia artificial llegaría cuando las máquinas puedan crear o diseñar otras máquinas que sean superiores a ellas mismas.

Inteligencia ArtificialtecnologíaRobotspeligroso