Todo está en la Deep web. Hoy es posible pedir drogas "legales” en Internet que llegan directamente a casa. La droga llega bajo pseudónimos como "mezcla para fumar” o "sales de baño”. La ausencia de controles sobre estas sustancias puede resultar fatal.