Moby
Emi
El huésped de Hotel no es el Moby que conocimos. El habitante -ojalá el pasajero- de este doble disco es dueño de un primer CD repleto de un pop nada conmovedor y de otro, presentado como ambient, todavía más aburrido. Grave.