Las bellezas que perduran son las que se nutren en el camino artístico y esas son las llamadas a reinar eternamente en las alfombras rojas. Las hay de todos los tipos, edades y para gustos diversos. Aquí, una muestra de diez que en la última década llegaron para acaparar los disparos de los flashes y despertar desde suspiros enamorados hasta bajas pasiones solitarias.

 

  1. Jennifer Lawrence y su caída como del cielo

Foto: ©Getty Images

Una cachetada, un golpe o una caída preceden un vuelco de la vida. Al menos eso dice una tradición oriental. Y bien que lo sabe la bella, blanquísima y cara de niña Jennifer Lawrence, una de las nuevas reinas de ese Olimpo que es Hollywood. Nominada en 2011 por Winter’s Bone (Lazos de sangre), dos años después, con solo 23, se alzó con el Oscar a Mejor Actriz por El lado luminoso de la vida. Pero más allá del premio, lo que se convirtió en noticia fue su imagen tumbada de bruces sobre la escalinata del teatro Kodak, luciendo el vestido más caro que se ha visto en una entrega –de cuatro millones de dólares-. La foto, como si hubiera sido planeada por Avedon o Testino, dejó la rubia figura de 1,75, ojos azules y pelo rubio extendida, dejando ver su espigada silueta protegiéndose la cara del golpe y convirtiéndose en la publicidad que Dior jamás había soñado. El premio, pero más la caída, la puso en el radar de todos y luego, en 2018, le reportó un jugoso contrato como imagen del nuevo perfume de la casa parisina.

 

  1. Halle Berry, una Chica Bond de piel canela

Foto: ©Getty Images

El biquini naranja y blanco con el que emerge de las aguas en 007, otro día para morir es una de las razones para ver la cinta del flemático agente británico. La escena, un homenaje, 40 años después, a esa otra despampanante Chica Bond que fue la suiza Ursula Andress (Dr. No, 1962), despertó en ambos casos los sueños eróticos de una jauría de seguidores. Ganadora del Oscar hace 18 años por Monster’s Ball (El pasado nos condena), donde las escenas sexuales con el ex de la Jolie, Billy Bob Thorton, hacen sonrojar al más liberal, también tiene en su currículum un Razzie como peor actriz por Gatúbela. Su talento es discutido por los críticos, pero en lo que todos se ponen de acuerdo es que esta exreina de belleza, de 53 años, madre de dos hijos y que por abusos físicos en el pasado perdió parcialmente la audición, es una de las dueñas de la alfombra roja a la que no parece pasarle el tiempo.

 

  1. El cuerpo de guitarra de Irina Shayk

Foto: ©Getty Images

Que Bradley Cooper la haya abandonado por Lady Gaga, todavía es incomprensible para muchos. Y es que hace años no se veía pasear por los premios de la Academia una figura tan despampanante como la de esta modelo y actriz rusa de 1,78 y ojos verdes. Para la historia quedó el vestido que Donatella Versace le diseño en 2015 para la fiesta de Vanity Fair, posterior a la entrega de los premios, donde como si se tratara del estuche de una guitarra, el ceñidísimo traje le dejaba media humanidad descubierta y mostraba boquiabiertos a los seguidores a los que ya no les importó que se dijera que Irina Shayk no era tan talentosa. La también ex de Cristiano Ronaldo, con 34 años, es, de lejos, una de las mamacitas del momento.

  

  1. La ‘incestuosa’ Angelina

Foto: ©Getty Images

Caprichosa, insoportable, escandalosa, alcohólica y ninfómana, así se definía en los 50 a Ava Gardner; una descripción que bien podría ajustarse a su sucesora, no solo en talento sino en talante. Angelina Jolie heredaría el título de ‘el animal más bello del mundo´, como se conocía a la ex de Sinatra; pero además estaría rodeada hasta el sol de hoy por titulares amarillistas. Como aquellos de la comentada enemistad con su padre, el gran Jon Voigh (Vaquero de medianoche), el supuesto incesto con su hermano, el también actor James Haven, y la accidentada relación con Brad Pitt y su mediático divorcio. Muchas son las imágenes sensuales de la flaquísima de boca carnosa, ganadora del Oscar de reparto por Inocencia interrumpida (2000), siendo una de las favoritas esa de la pierna que parece salirle de la boca, extendida por la abertura lateral del Versace que usó en la gala de 2012.

 

  1. Lupita Nyong’o, hija de refugiados

Foto: ©Getty Images

Aunque ya había aparecido en un pequeño papel en la premiada El jardinero fiel, de 2005, fue nueve años más tarde, al recibir el Oscar de reparto por 12 años de esclavitud, cuando acaparó las portadas y hasta el título de la más bella del mundo que otorga la revista People. Desde esa noche, cuando lució un Prada vaporoso en verde menta, la nacida en México pero hija de refugiados políticos kenianos no solo impuso en el criticado Star System de Hollywood su natural belleza de piel negra como acharolada sino que abrió el espectro a aquellas mentes cerradas y racistas que no tenían en cuenta la multiracialidad como símbolo de belleza. Hoy, Lupita, que vive en Brooklyn, es reina del glamour y una de las más sexis de Hollywood.

 

  1. La pecaminosa boca de Scarlett Johansson

Foto: ©Getty Images

La neoyorquina de 35 años es una de las protagonistas de este año en los premios de la Academia, pues compite al trofeo de mejor actriz por el drama Historia de un matrimonio y al de reparto por la parodia sobre el nazismo Jojo Rabbit. Debutó a los 10 y no ha parado, trabajando con mitos del cine como Robert Redford (El susurrador de caballos, 1998), Sofía Coppola (Lost in Traslation, 2003), Woody Allen (Match Point, 2005) y Brian de Palma (La dalia negra, 2006). Aunque con sus 1,60 de estatura representa a la típica gringa bonita, esa mirada felina y la gigante y voluptuosa boca la ponen siempre entre las más bellas, cualidad apalancada por un talento que le ha valido incluso recibir un Tony en Broadway por el clásico de Arthur Miller, Panorama desde el puente, un Bafta, un galardón en Venecia, cinco nominaciones al Globo y tres al SAG. En 2007, Playboy la escogió como la más sexi.   

 

  1. La poderosa cola de JLo

Foto: ©Getty Images

Aún están frescas las imágenes de la reina del Bronx con ascendencia boricua durante el show del Super Bowl en el que compartió escenario con Shakira, Balvin y Swing Latino. Este mujerón que a los 50 es el súmmun de la belleza, nunca deja al azar sus apariciones en público. El Versace verde de escote profundo que usó en los Grammy 2000 generó uno de los momentos icónicos de la moda e hizo que muchos labios de seguidores se mordieran hasta sangrar esperando que sus pechos quedaran al descubierto. El año pasado, como una Barbarella moderna, llegó a los Oscar enfundada en un Tom Ford armado con pequeños mosaicos plateados que solo dejaban al aire su cabeza y sus manos; y sin embargo despertó las más maliciosas miradas pues calzaba como guante en la humanidad de generosas formas de la actriz de 1,64 de estatura. El mes pasado estuvo nominada al Globo por Estafadoras de Wall Street, opción que ya había disfrutado por Selena, hace 22 años. Elegida en 2011 por People como la más bella y por Forbes al año siguiente como la celebridad más poderosa del planeta, es provocadora y se aprovecha de ello.

 

  1. Sofía Vergara y los pechos del deseo

Foto: ©Getty Images

A pulso, con la inteligencia que le ha permitido convertir todos los estereotipos sobre las latinas en Hollywood en su cheque en blanco, pero sobre todo con una genética privilegiada que va en contravía de las flacuras extremas que imperan en la industria, la barranquillera es estrella colombiana que más lejos ha llegado en el mundo del cine estadounidense y en una máquina de hacer dinero. Aún ronda la duda de si la estratégica descosida del vestido ajustadísimo que lució en los Emmy 2012 fue o no parte de un ardid publicitario, bien logrado, eso sí; pues la convirtió en la reina de los medios que celebraron su tradicional desparpajo para salir airosa de una situación que para otras más flemáticas sería embarazosa. Muchos critican su talento actoral, pero lo que nadie discute es que con su cuerpo hace recordar a bellezas legendarias de la época dorada del cine, como Raquel Welch y Sofía Loren. Con todo y lo que dicen sus detractores, ha sido nominada cuatro veces al Globo por Modern Family y otro tanto a los SAG.

                         

  1. La camaleónica Penélope Cruz

Foto: ©Getty Images

No es despampanante ni una de esas bellezas que alguien voltearía a mirar en un centro comercial, pero lo que sí tiene la española es un saber estar y saberse mostrar; además de un registro actoral que ha sido especialmente explotado por su mentor, el manchego Pedro Almodóvar. No hay duda de su encanto, el mismo con el que conquistó a Nacho Cano, Tom Cruise, Matthes McConaughey, Matt Damon, Olivier Martínez y Nicholas Cage; hasta quedarse con Javier Bardem, con quien tiene dos hijos. Esta rompecorazones, en 2009, de la mano de Woody Allen, recibió el Oscar por Vicky, Cristina, Barcelona. Además tiene un Bafta, tres Goya y un premio en Cannes.

 

  1. La pantera Megan Fox

Foto: ©Getty Images

Los ojos azules y esos rasgos cruce de nativa estadounidense con raíces francesas e irlandesas crearon el explosivo coctel que es Megan Fox. Del talento de la nacida en Tenneessee hace 33 años solo se han ocupado los Golden Raspberry, que en dos ocasiones la han nominado como la peor actriz. En su currículum abundan títulos comerciales y olvidables como Tortugas Ninja y Transformers, pero eso poco importa al verla pasearse por la alfombra de cualquier ceremonia, con esos 1,63 que a cada paso se crecen y sus movimientos felinos. Por eso mismo, hace 10 años, Giorgio Armani la puso como cara de su firma.

Especial: Óscar al desnudo 2020