Si bien Napoleón es hoy reconocido como un líder autoritario e individualista, es un hecho que durante el siglo XIX dio a la humanidad una lección de expansionismo eficiente y estabilidad social. Hoy, guardadas las proporciones, si vamos a hablar de globalización francesa tenemos que referirnos a los relojes Breguet. Mire su consolidación en los mercados asiáticos, latinoamericanos e islámicos, y entienda por qué esta prestigiosa marca parisina se ha posicionado como la número uno entre las grandes relojerías del mundo.

Breguet y Napoleón coinciden en uno de los espacios más emblemáticos de París. En la Place Vendôme donde hay una columna coronada por una estatua suya, está la boutique-museo más grande de Breguet en 400 metros cuadrados. Elegancia, poder, historia y leyenda en el mismo espacio. Esta marca relojera presentará su nueva colección de la línea Tradition en Basilea, Suiza, y no en París, como suele ser. Esta colección encarna una tendencia que armoniza los orígenes estéticos de la marca con las innovaciones técnicas de las más sofisticadas tecnologías. Está pensada para usted.