Si pensó en mujeres, fiesta o aventura… se equivocó (o bueno, tal vez entre lo uno y lo otro se haya dado de todo un poco); pero probablemente a su ciudad llegaron o llegarán estos tres personajes que andan por toda Colombia BUSCANDO A LOS QUE SABEN. 

Se trata de Samuel, Camilo y Andrés. Entre ellos no suman ni 100 años, pero han recopilado tantas historias como si los tuvieran. Hasta el momento, han recorrido más de 10 departamentos y han compartido con los personajes más icónicos de los lugares a los que llegan… no por sus títulos, sino por sus oficios; porque “los que saben” no se miden por el número de diplomas porque ellos son más que academia, son experiencia. De ahí que el certificado que les hemos otorgado no es de papel, es de palabra… y se llaman SABEDORES.

Andrés es fotógrafo, Camilo es cineasta y Samuel es abogado de profesión, viajero por vocación y productor por vocación. Todos son analíticos, creativos y preguntones… justo lo que se necesita cuando se viaja sin saber exactamente a quién se está buscando. 

Afortunadamente como dice Andrés, “cuando las cosas se hacen de corazón salen bien”. Y por eso, entre pueblo y pueblo se empezó a regar la bola de estos viajeros cazadores de sabios. También recuerdan que al inicio del recorrido, un tocayo de nuestro fotógrafo - que resultó siendo uno de los sabedores más impresionantes por sus dones especiales, les auguró que iban a encontrar lo que buscaban. 

El de los dones se llama Andrés Mejía, un hombre que tuvo una experiencia cercana a la muerte y desde entonces a su casa llegan desde diferentes partes del mundo para buscar sanación… y la encuentran. Y la encontramos. Pero Andrés es más que eso, también es música, es alimentación, es meditación, es comunicación, es comunidad, es sabiduría. 

E igual de SABIOS a él, nos encontramos a Arcadio, Aldemar, Nelly, Emelia, Paito, Katy, Maurice, Pablo, Luis Alfonso, Sara, y muchos otros que usted también querrá conocer y que en www.losquesaben.com.co lo podrá hacer. 

O a lo mejor se animará con dos amig@s más a viajar persiguiendo saberes. Quién quita que así como hoy en día las estrellas Michelín son el resultado de una ruta gastronómica, usted mañana termine hablando directamente con una estrella del saber. 

Y te lo dice Ron Viejo de Caldas, el ron de los que saben.