Imágenes Relacionadas

Los infantes de marina en el archipiélago de San Andrés, como Lizarazo, rotan de isla cada 30 o 45 días: de Providencia a Serranilla, de Albuquerque a Roncador, y de ahí a San Andrés. Entre sus labores diarias están recoger las basuras que llegan a las playas, limpiar el armamento, prestar guardia, hacer entrenamiento militar y ayudar a los pescadores que tienen problemas. Y, de ñapa, escribir una carta para esta edición especial de SoHo.